Está usted en: Noticias -> Actualidad

No basta con que se cumpla la normativa

La accesibilidad universal como proyecto de futuro para Granada

Para que una ciudad sea accesible no basta con que se cumpla la normativa. Ese compromiso debe hacerse realidad con una señalización eficiente, una construcción acorde a las necesidades de cada persona y unas infraestructuras básicas para que toda la ciudadanía pueda vivir en una ciudad más amable. No es tarea fácil. Sin embargo, hay en Granada varias organizaciones que no cesan en su intento de convertir la provincia en un espacio para todos. Una de ellas lo defiende en su propio nombre: La ciudad accesible.

"Nos gustaría que Granada se convirtiese en un referente de la accesibilidad pero queda mucho trabajo por hacer", explica el director de La ciudad accesible, Antonio Tejada . Un objetivo para el que, remarca, se hace necesario que técnicos profesionales trabajen en los proyectos urbanos de remodelación. "Se da el caso de muchas obras que se realizan en la ciudad y, como no se conocen realmente las necesidades, se hacen mal", explica Tejada.

Destacan, por ejemplo, los baños para personas con movilidad reducida que no cumplen con los requisitos imprescindibles para su utilización, o la falsa adaptación de las entradas a edificios o establecimientos que construyen una cuesta de imposible subida solo por cumplir la ley. "A veces es preferible que una tienda informe de que no tiene habilitada la entrada a que haga una obra en esas condiciones", destaca Tejada.

También hay que terminar con los timbres de las puertas para que los empleados ayuden a la persona a acceder porque, a su juicio, "resultan denigrantes para las personas que tienen una movilidad reducida y desean ser autónomas". A este respecto, Mariela Fernández-Bermejo, directora técnica de La ciudad accesible remarca: "Más importante sería que la capital de Granada, por ejemplo, estuviese muy bien señalizada". De esta forma, las personas podrían moverse libremente por todas las calles de manera autónoma y sin dar demasiadas vueltas. Algo que resulta imposible, por ejemplo, en barrios como el Albaicín. Sin embargo, si este barrio contase con una buena infraestructura y señalización, la historia sería bien distinta. "Los carteles con criterios de accesibilidad y de lectura fácil suponen obtener un entorno más sencillo".

Desde la asociación Camina también se busca una ciudad más accesible, pero sobre todo, centrada en el libre y cómodo tránsito de los peatones. Según explica su presidenta, Ana Montalbán, las prioridades que busca la asociación se centran en lograr que las personas vayan a todas partes caminando y sea este su principal medio de transporte. También mejorar la calidad del espacio público. En este sentido, Montalbán que ha participado de forma activa en el informe del Defensor del Pueblo Andaluz, explica que Granada es una ciudad idónea para caminar. Aunque, existe un problema muy concreto que se centra en el Área Metropolitana.

Por eso, la asociación persigue quitar protagonismo al vehículo privado con la optimización del transporte público así como fomentar los paseos a pie como medio de transporte siguiendo la recomendación de la Organización Mundial de la Salud de andar una media de 30 minutos diarios.

Por otra parte, Montalbán destaca las principales mejoras que la asociación Camina considera necesarias para la ciudad. Eliminar las líneas de bolardos, o las vallas que separan las aceras de las calzadas sería una opción para desintoxicar el espacio. También ordenar la señalética de la ciudad, solo centrada en el vehículo privado y que confunde sobre todo en zonas donde preferentemente se hace un uso peatonal como la calle Mesones o Alhóndiga.

También prestar especial atención a terrazas y veladores que andan estrobando cada vez más en plazas como Bib-Rambla donde el peatón no sabe por donde andar. Para acercarse s u objetivo Camina realiza charlas, ha entrado a formar parte de la mesa de la movilidad del Ayuntamiento de Granada y también cuenta con un blog donde acercan su proyecto a la ciudadanía. Además, en los últimos meses organzaron una serie de rutas para conocer distintos aspectos de la ciudad.