Está usted en: Noticias -> Actualidad

'Retos' que los jóvenes intercambian a través de las redes sociales

Alertan de los riesgos de lesiones físicas en algunos 'retos virales'

El Colegio de Fisioterapeutas de Canarias alerta del riesgo de lesiones físicas que suponen los 'retos' que los jóvenes intercambian a través de las redes sociales, al ver como cada vez más personas acuden a sus consultas con lesiones por ese motivo.

Esta petición se suma a la habitual alerta estival de los fisioterapeutas para evitar zambullidas incontroladas tanto en piscinas como en el mar, vinculadas directamente a la posibilidad de sufrir contusiones, fracturas, fisuras o traumatismos craneoencefálicos, e incluso lesiones de tipo medular.

Esta año, además, los profesionales han solicitado en una nota de prensa que se tenga en cuenta el crecimiento de los 'retos virales' a través de las redes sociales.

"La moda llegó bajo la llamada de 'mójate y nomina o paga una mariscada', pero el chapuzón inicial que podía ser simplemente el echarse por encima un cubo de agua, ha ido derivando a la vinculación de esta apuesta con la realización de los mencionados chapuzones incontrolados", según ha reconocido Estefanía Plasencia, portavoz del Colegio de Fisioterapeutas de Canarias.
Para esta profesional, "cuando hacemos este llamamiento a la precaución siempre se habla de la posibilidad de tener un final muy grave, como es el de sufrir una lesión medular o traumatismo cráneoencefálico pero, aunque no se llegue a ese extremo, cualquier lesión implica una pausa de nuestras actividades diarias y requiere una recuperación que en ciertos casos puede no ser absoluta".

Las lesiones medulares por zambullidas imprudentes o temerarias representan la tercera causa de invalidez en menores de 25 años, señalan los fisioterapeutas, y los meses de verano son los que registran una mayor incidencia, según recogen las estadísticas publicadas por Cruz Roja.

Por todo ello, para los fisioterapeutas es muy necesario que todo el mundo tenga en cuenta el peligro que puede suponer "sumergirse en el agua de forma inadecuada o entrar en el juego de esos retos que, en el mejor de los casos, pueden interrumpir el veraneo y, en el peor, nuestros planes para el resto de la vida", apuntó para finalizar Estefanía Plasencia.