Está usted en: Noticias -> Actualidad

Anne Geddes retrata a 15 supervivientes de esta infección

Los rostros de la meningitis

Una serie de retratos de la fotógrafa Anne Geddes centra la campaña de este año en el Día Mundial de la Meningitis, una enfermedad que deja secuelas graves para toda la vida en uno de cada cinco supervivientes. Con motivo de este Día, la directora de Desarrollo de la Fundación Irene Megías, Elena Moya; el presidente de la Sociedad Catalana de Pediatría, Fernando Moraga; y las responsables de Novartis Vaccines Mercedes Echauri y Patricia Salvador, han presentado las novedades de la campaña y los últimos datos sobre esta patología.

La campaña de este año, Protege su futuro: retratos de la enfermedad meningocócica, cuenta con la colaboración de Anne Geddes, que ha fotografiado a 15 supervivientes de la meningitis de todos los rincones del planeta.

Las fotografías muestran las secuelas que pueden quedar tras la enfermedad, aunque también se ven reflejadas en ellas la esperanza con la que los pacientes y las familias de estos niños y adolescentes cuentan.

"El objetivo de este día es aumentar el nivel de conocimiento de las causas, síntomas y consecuencias de esta enfermedad entre la población y dar apoyo a los familiares afectados por la meningitis", ha señalado Elena Moya, de la Fundación Irene Megías, que centra su actividad en la lucha contra esta patología.

La iniciativa ha contado con la participación de niños y jóvenes de países como Australia, Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Alemania, Irlanda, Brasil y España. En el caso de España, ha sido Victoria, una niña gallega de cinco años diagnosticada el pasado mes de julio, quien ha dado visibilidad al proyecto.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la meningitis causa la muerte de entre el 5% y el 10 % de los afectados, siendo los niños menores de cinco años y los adolescentes los grupos con mayor riesgo de padecerla. Cada año se producen 1.200.000 nuevos casos en el mundo de esta infección bacteriana, de los que 120.000 acaban en muerte.

Quienes sobreviven suelen experimentar graves secuelas como daños cerebrales, discapacidad de aprendizaje, pérdida de audición o amputaciones de miembros.

Los síntomas iniciales pueden presentarse en forma de fiebre alta, fuertes dolores de cabeza o vómitos, que muchas veces hacen que se confunda con otro tipo de infecciones.

"La fiebre es un síntoma tan frecuente que, sólo en el caso de que la temperatura sea muy elevada y constante, puede hacer sospechar de un cuadro meningocócico", ha explicado el doctor Moraga. "Creemos que la única forma de prevenir esta patología es la vacunación", ha indicado Elena Moya.

Los serotipos responsables de la mayoría de los casos son de tipo B y C. Para éste último existe una vacuna disponible desde 2000 que ha reducido prácticamente a cero la incidencia por esta bacteria; en cuanto al tipo B -responsable de siete de cada 10 casos en España-, la Agencia Europea del Medicamento acaba de aprobar una nueva vacuna, aunque todo indica que en España será únicamente de dispensación hospitalaria.