Está usted en: Noticias -> Actualidad

Un ataque con bomba contra un centro sanitario

Un ataque contra la campaña de polio provoca 6 muertos en Pakistán

Seis personas murieron hoy tras un ataque con bomba contra un centro sanitario donde se encontraban equipos de vacunadores contra la polio en la ciudad de Pesháwar, en el noroeste de Pakistán, informaron a Efe fuentes oficiales.

Entre los fallecidos hay cuatro policías que custodiaban la instalación sanitaria y dos civiles, uno de ellos voluntario de la campaña de vacunación, precisó un agente de la Policía de Pesháwar, capital de la provincia de Khyber Pakhtunkhwa.

De acuerdo fuentes policiales, el atentado ocurrió hacia las 8:30 hora local (3:30 GMT) en un centro de atención médica de la zona Suleimán Khel, en las afueras de Pesháwar, donde se estaban abasteciendo varios equipos de vacunadores antes de la jornada.

El atentado provocó también una decena de heridos, dos de los cuales se hallan en estado crítico, según dijo a los medios locales el director del hospital de Pesháwar al que fueron trasladadas las víctimas, Arshad Javed.

Tras la explosión, los equipos de seguridad hallaron un segundo explosivo, por lo que llamaron a los artificieros para desactivarlo.

Desde diciembre pasado, los atentados contra equipos de vacunación contra la polio han causado una treintena de muertos en diversos puntos de Pakistán, especialmente en la provincia de Khyber-Pakhtunkhwa y en el vecino cinturón tribal.

El incidente más reciente ocurrió hace una semana cuando un transeúnte murió y un miembro de las fuerzas de seguridad resultó herido por la explosión de una bomba al paso de un equipo de vacunadores en la zona tribal de Bajaur, al norte de Pesháwar.

Aunque los talibanes no suelen reivindicar las acciones contra la campaña de inmunización, grupos afines a ellos y con base en el cinturón tribal fronterizo con Afganistán amenazaron el año pasado con empezar a atacar a los vacunadores.

Los integristas argumentan que tratar una enfermedad antes de sufrirla es "antiislámico", que la campaña contra la polio forma parte de un complot occidental para esterilizar a los musulmanes y que los vacunadores trabajan como espías para la CIA.

Pakistán es el único país junto a Afganistán y Nigeria en que la polio es aún endémica y las autoridades locales realizan junto a agencias internacionales un importante esfuerzo para proteger a todos los niños menores de cinco años del país.

En 2011 se registraron en Pakistán 198 casos, mientras que el año pasado la cantidad se consiguió rebajar a 58, según cifras oficiales.