Está usted en: Noticias -> Actualidad

Los usuarios no tendrán que adelantar el dinero de la prestación ortoprotésica

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (COCEMFE), miembro de Somos Pacientes, ha manifestado su satisfacción por la propuesta planteada en el seno del Consejo Interterritorial del SNS (CISNS) en virtud de la cual los personas con discapacidad no se verán obligadas a adelantar el dinero de la prestación ortoprotésica y esperar a que les sea reembolsado por su comunidad autónoma.

En palabras de Mario García, presidente de COCEMFE, “si bien apostamos por el mantenimiento de la prestación ortoprotésica como una cartera sanitaria básica sin aportación económica del usuario, desde la Confederación pedimos a los gobiernos autonómicos que apoyen la propuesta de Ana Mato, titular del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de que las personas con discapacidad que estén obligadas al copago, no tengan que adelantar el dinero para adquirirlos y luego esperar a que se les reembolse”.

No en vano, y como recuerda Mario García, “no se puede penalizar a las personas con discapacidad, y mucho menos a los dispositivos y apoyos que son imprescindibles para su autonomía y para que mantengan una calidad de vida mínimamente digna”.

En este contexto, y ante la decisión de Sanidad de implantar en el futuro el copago en la cartera ortoprotésica, la Confederación espera que “se establezcan límites máximos de aportación asumibles por el colectivo y simbólicos para quienes dentro de este sector tengan menores recursos”.

Transporte sanitario no urgente

Por lo que hace referencia a otras medidas valoradas por Sanidad y el CISNS, COCEMFE considera acertado que, en relación con el transporte sanitario no urgente, sea el personal médico el que evalúe individualmente con cada paciente la necesidad de la prestación en función del estado de salud y del grado de limitación de la autonomía del usuario.

Y es que como recuerda Mario García, “el transporte sanitario no urgente es vital para que determinadas personas con discapacidad y enfermedades crónicas, que por su situación personal no pueden utilizar transporte ordinario, reciban su tratamiento”.