Está usted en: Noticias -> Actualidad

Los expertos aseguran que mutuas y seguros solo cubren el 40 %

Cifran en 65.000 euros el coste inicial de tratar una lesión medular

El tratamiento de un paciente que sufre una lesión medular en su fase aguda, los 60 primeros días, cuesta una media de 55.000 euros más otros 10.000 por la estancia en cuidados intensivos, según un estudio realizado por el equipo de Miguel Ángel González Viejo, del Val d'Hebron de Barcelona, presentadoen el congreso Paraplejia 2013, que se celebra en Palexco y que fue inaugurado por la gerente del Sergas, Nieves Domínguez.

El objeto del estudio, durante el cual se revisaron uno a uno 285 casos atendidos entre el año 2009 y el 2012, era «conocer el coste real, máxime en un momento como este con tanta falta de recursos», indicó el especialista, que con los datos en la mano denunció que «la facturación para un paciente medio que realmente se hace efectiva es de solo alrededor del 40 %». «Llevamos años y años infradotados, cuando debería ajustarse la financiación a la realidad, y esta es una de las grandes causas de la debacle del sistema sanitario, que será insostenible», recalcó.

Personal y fármacos

El informe llevado a cabo, extrapolable a unidades similares del sistema sanitario público, detalla incluso el peso en la factura de cada capítulo en la asistencia de un lesionado medular en la fase aguda, sin tener en cuenta que el desembolso siguiente en rehabilitación multiplica la cifra final. Los cálculos indican que el 26,2 % del gasto inicial se debe a los costes de personal, el 9 % por los fármacos, las intervenciones quirúrgicas consumen el 8,2 %, el laboratorio se lleva un 4,6 %, otro 2,2 % la fisioterapia, un 2 % los procesos de diagnóstico por imagen y las ayudas técnicas un 1,1 %.

Como EE.UU.

Según los datos recabados, los costes en España no son muy diferentes a los de países como Estados Unidos «salvo en personal, porque allí está mejor pagado», pero lamentó que «a los políticos se les llene la boca con el ahorro, pero, sin embargo, no ajustan los costes reales a la facturación, no puede producir un producto y no cobrar el 60 % porque al final lo pagamos todos». En concreto, se refirió a parte de la factura que deberían asumir sistemas de seguro y mutuas, dado que buena parte de las lesiones medulares se deben a accidentes de tráfico y laborales.

Según indicó González Viejo, los profesionales llevan tiempo ya reclamando que se lleve a cabo una adaptación de los baremos de cobro «y que pague el que tiene que pagar y lo que de verdad cuesta, ya sea un seguro, una mutua o la seguridad social», recalcó.

Hace un año, él mismo remitió un primer estudio a la administración sanitaria para que valorase un reajuste de los valores asignados para el cobro a terceros, y hasta el momento se ha obtenido una respuesta tímida, por lo que el especialista considera que «se trata de tomar una decisión política», señaló antes de lamentar que «los administradores a menudo no defienden los derechos de los ciudadanos, sino los de determinados grupos de presión».

El tema de la financiación volverá a salir a relucir hoy en marco del congreso Paraplejia 2013, que reúne a 300 médicos y enfermeras de toda España en Palexco, con la intervención de los representantes de las asociaciones de víctimas de accidentes, que también reclaman la reforma de los baremos de valoración.