Está usted en: Noticias -> Actualidad

Una campaña conciencia a arquitectos, ingenieros y jóvenes de la necesidad de crear espacios accesibles

Granada se pone del lado de la discapacidad

Además de aprender Matemáticas, Historia o Lengua, los niños de Granada aprenderán durante el próximo curso a ponerse en el lugar del otro. En el lugar de aquellas personas que tienen una discapacidad y para los que moverse por la ciudad es un verdadero examen diario. El Ayuntamiento de Granada ha puesto en marcha una campaña informativa, bajo el nombre de Ponte en mi lugar, para mejorar el conocimiento de la población acerca de las situaciones cotidianas a las que se enfrentan las personas con discapacidad o movilidad reducida en sus desplazamientos.

En sus visitas a los centros educativos los alumnos tendrán la ocasión de vivir por unas horas sentados en una silla de ruedas, utilizando un andador o con un antifaz en los ojos para que se enfrenten por un instante a las complicaciones con las que convive a diario este colectivo.

El área de Bienestar Social ha preparado, además, una publicación infantil: Almas de algodón, donde relata la historia de Carlos, un niño con deficiencia psíquica que tiene que cambiar de colegio, de amigos y de entorno superando un sinfín de vicisitudes.

Pero además de concienciar a los escolares, el Ayuntamiento ha puesto cierto empeño en concienciar a quienes tienen en su mano la posibilidad de hacer de la ciudad un espacio más habitable: arquitectos, ingenieros técnicos e industriales, administradores de fincas, y el sector turístico y comercial. "Queremos hacerles ver la importancia de crear espacios accesibles, ya que estos mejoran la calidad de vida no sólo de las personas con discapacidad, sino de la ciudadanía en general", declaró el concejal de Bienestar Social en el Ayuntamiento de Granada, Fernando Egea.

Y es que, la arquitectura física sin igual de Granada debe ir de la mano de una arquitectura social que la iguale. En esta línea el Ayuntamiento está trabajando para desarrollar el Plan de Accesibilidad después de que hasta el año 2008 Granada fuera la única capital andaluza sin un documento de estas características.

En el año 2009 la capital puso en marcha el Plan de Accesibilidad con el firme compromiso de hacer de la capital una ciudad más sensible con la accesibilidad. El documento prevé la eliminación de barreras arquitectónicas en más de 50 edificios públicos, adecuar más de 150 kilómetros de aceras y mejorar más de 135 calles de Granada, todo ello, antes de 2019.

Tener un plan de accesibilidad de la ciudad ha sido una asignatura pendiente de Granada desde hace varios años. El Ayuntamiento, después de tres negativas de la Junta para darle la subvención pertinente, a la cuarta convocatoria y con la mediación del Defensor del Pueblo logró contar con la ayuda económica para ponerse a trabajar en la redacción del documento marco. De esta forma se estableció que el Ayuntamiento pondría 59.000 euros y la Junta de Andalucía 46.000 para elaborar el documento que hará de guía durante los próximos seis años en materia de accesibilidad.

Mientras, el Ayuntamiento se ha empeñado en desarrollar actitudes positivas, solidarias y de concienciación basadas en el derecho de las personas y respeto a la diversidad así como en implicar a organismos y entidades en la consecución de medidas y condiciones básicas que garanticen la accesibilidad en distintos establecimientos y equipamientos de la ciudad.

En la elaboración de esta campaña ha participado el consejo municipal de discapacidad. Se repartirán 4.000 dípticos, 2.000 carteles, y otros tantos marcapáginas y pegatinas.

El jueves, a las diez de la mañana en la Fuente de las Batallas y en la Carrera de la Virgen el consejo municipal ha organizado varios stands desde donde divulgarán la campaña para intentar romper la barrera más grande a la que se enfrentan: la de la ignorancia.