Está usted en: Noticias -> Actualidad

La vacunación es la única medida preventiva contra esta infección paralizante

Nuevos asesinatos obligan a suspender la vacunación contra la polio en Pakistán

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha suspendido este martes su campaña para la erradicación de la polio en la ciudad paquistaní de Peshawar, en el noroeste de Pakistán, después de que dos jóvenes empleadas fueran abatida a tiros cuando estaban vacunando, en el último ataque contra esta operación sanitaria.

Las víctimas del tiroteo tenían 18 y 20 años y eran originarias del propio Pakistán. Según la Policía, ambas han fallecido, si bien fuentes médicas hablan de que una ha muerto y la otra ha resultado gravemente herida. "Estaban vacunando contra la polio cuando fueron atacadas", ha indicado el oficial de Policía Siraj Ahmed.

La portavoz de la OMS, Maryam Younas, ha indicado que la organización ha suspendido temporalmente la campaña en Peshawar. "Las operaciones estarán suspendidas hasta que la situación de seguridad vuelva a la normalidad", ha precisado.

Por ahora ningún grupo ha reivindicado la autoría del ataque, si bien muchos islamistas, incluidos los talibán paquistaníes, han expresado desde hace tiempo su oposición a la campaña, convencidos de que la vacunación contra la polio forma parte de un complot de Occidente para esterilizar a los musulmanes. No es la primera vez que se producen asesinatos contra trabajadores santarios en Pakistán, pero también han ocurrido en otro país donde la polio es endémica, Nigeria, donde tres facultativos surcoreanos fueron tiroteados en febrero.

La ONU en Pakistán retiró a todo su personal implicado en la campaña de las calles el pasado diciembre. La inmunización continuó en algunas zonas sin el respaldo de la ONU aunque muchos empleados se negaron a salir.

La vacunación es la medida más eficaz para prevenir el contagio de esta infección paralizante, que afecta sobre todo a los menores de cinco años. Pese a los esfuerzos de la OMS, no ha sido posible su erradicación completa en todo el planeta y la polio sigue siendo endémica en tres países: Nigeria, Pakistán y Afganistán. La oposición de grupos religiosos, sumada a las dificultades de acceso a regiones muy remotas ha impedido en muchas ocasiones vacunar a todos los niños de estos países.