Está usted en: Noticias -> Actualidad

En una carta trasladada al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas

CERMI alerta a Montoro del riesgo de excluir a la discapacidad de los Fondos Estructurales

El presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI), Luis Cayo Pérez Bueno, en una carta dirigida al ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha manifestado su “máxima alerta” ante el riesgo de que puedan desaparecer las condicionalidades ex-ante relativas a la no discriminación, a la igualdad y a la discapacidad, incluidas en el borrador del Reglamento sobre Disposiciones comunes relativas a los Fondos Estructurales y de Inversión, que constituyen un elemento “clave” para la consecución de los objetivos de la Política de Cohesión.

En este sentido, Pérez Bueno traslada esta demanda del sector de la discapacidad, representado en España por el CERMI, y en la Unión Europea por el Foro Europeo de la Discapacidad (EDF), en el marco de la estrategia del movimiento de la discapacidad en relación con los Fondos Estructurales.

Desde el CERMI, explica su presidente en el escrito, “venimos trabajando en el proceso de reforma de la normativa reguladora de los Fondos Estructurales desde su inicio, habiendo logrado que determinados aspectos esenciales para el sector de la discapacidad estén incluidos en dicho proceso”. 

Para el Comité y para el EDF, los Fondos Estructurales y de Inversión deberán, además de fomentar la cohesión social, económica y territorial, contribuir a los objetivos de la Estrategia Europea por un crecimiento sostenible, inteligente e integrador. Sin embargo, continúa el CERMI en su carta, los objetivos de la Estrategia Europa 2020 no se alcanzarán si los Fondos excluyen a las mujeres, a las personas con discapacidad o a las personas en situación de pobreza. 

Por ello, explica el CERMI, los Fondos Estructurales deberán apoyar a los grupos sociales en situación de mayor vulnerabilidad, en especial, a aquéllos que estén en riesgo de exclusión, como las personas con discapacidad. 

En este sentido, Pérez Bueno subraya que la prevención de las desigualdades o discriminación por motivo de sexo, origen racial o étnico, religión o creencias, discapacidad, edad u orientación sexual está “claramente” establecida en el Tratado de la Unión Europea, y en la Carta de Derechos Fundamentales. 

Asimismo, agrega, la Unión Europea como tal, así como los Estados miembro han firmado la Convención de la ONU, y, de esta manera, si se retirase la condicionalidad ex-ante, “se violaría estas disposiciones de los Tratados fundamentales”, y “pondría en riesgo la consecución de la cohesión económica, territorial y social de Europa”. 

Por último, el CERMI pide al titular de Hacienda que tenga en cuenta estas consideraciones, en el marco de reuniones que actualmente celebran las partes implicadas en el triálogo.