Está usted en: Noticias -> Actualidad

Podrán cotizar por sí mismos al sistema y generar derecho a ciertas prestaciones

El Convenio Especial de Seguridad Social beneficiará a 34.000 discapacitados

El Convenio Especial de Seguridad Social para trabajadores con discapacidad y especiales dificultades de inserción laboral -que fue aprobado por Consejo de Ministros el pasado 1 de marzo- beneficiará a más de 34.000 personas, según ha destacado  la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Así lo ha anunciado durante el acto de presentación de este nuevo Convenio Especial de Discapacidad, que ha sido celebrado en el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, y ha corrido a cargo de la titular de Empleo y del presidente del Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, Luis Cayo Pérez Bueno.

Este Convenio, que fue una propuesta del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, en respuesta a una demanda del CERMI, supone que personas con discapacidad que nunca han trabajado o con períodos de aportación insuficientes para generar prestaciones contributivas, se convertirán en cotizantes y generarán derechos para recibir determinadas prestaciones.

En este sentido, Báñez ha explicado que el objetivo de esta nueva relación con la Seguridad Social es facilitar la integración de personas con discapacidad, “cumpliendo así con las recomendaciones del Pacto de Toledo”.

Para ella, la presentación de este Convenio es una “declaración de intenciones de cómo queremos salir de la crisis”, y ha señalado que en este momento de inestabilidad económica, hay que apoyar también las necesidades de las personas más vulnerables, quienes, ha afirmado, tienen el derecho a un trabajo y una vida digna.

Según ha expuesto, este Convenio Especial de la Discapacidad está “plenamente” vigente desde el 1 de abril y ya puede ser suscrito por todos sus potenciales beneficiarios. Asimismo, ha subrayado que supondrá una vía para facilitar los mínimos de cotización exigidos para generar prestaciones, en el caso de personas con especiales dificultades de acceso al mercado laboral.

Además, ha continuado, supone un refuerzo del principio de igualdad de oportunidades, ya que posibilita el encuadramiento en el Régimen General. Así, las personas con discapacidad podrán acceder a las prestaciones de jubilación, muerte y supervivencia sin necesidad de haber acreditado un periodo previo de cotización.

Por otra parte, Fátima Báñez ha apuntado la necesidad de superar la crisis económica “con el esfuerzo de todos y con solidaridad para quien más lo necesitan”. Y ha calificado cualquier esfuerzo en favor de la integración y de la eliminación de barreras como un “valor que enriquece la sociedad”.

Por último, ha agradecido a las asociaciones representativas de las personas con discapacidad y, en especial, al CERMI, al Consejo Nacional de la Discapacidad, a la Confederación Estatal de Personas Sordas (CNSE), a la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y Personas con Enfermedad Mental (FEAFES), a la Confederación española de Organizaciones a favor de las Personas con Discapacidad Intelectual (FEAPS), y a la ONCE, entre otras.

Por su parte, el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, ha valorado el Convenio Especial de Seguridad Social para trabajadores con discapacidad y con especiales dificultades de inserción laboral, y se ha referido a su valor intrínseco, que, según ha dicho, “supone una mejora de la protección social para personas con discapacidad, que necesitan más apoyos para su inclusión”.

“Esta medida ha sido muy demandada desde el sector de la discapacidad y no se trata de una medida caprichosa, sino necesaria, que corresponde a los mandatos de la propia Constitución, que establecen la garantía de la igualdad de oportunidades y la obligación de los poderes públicos para compensar las desventajas”, ha manifestado.

Según ha asegurado, las personas con discapacidad “tenemos una tasa de empleo inferior en 40 puntos a las sociedad en general”. Y, gracias a este Convenio, ha agregado, “se hace justicia” y “se abre estructuralmente un marco de protección social más potente para las personas con discapacidad”, ampliando sus derechos y su bienestar social.

Asimismo, ha indicado que este Convenio se trata de una medida “que dice que la crisis no es una coartada para no hacer”. Para Pérez Bueno, “la crisis debe impulsarnos y estimularnos a ser creativos e ingeniosos”. “Los sistemas deben parecerse a los ciudadanos y no al contrario”, ha aseverado.

Convenio Especial de Seguridad Social para trabajadores con discapacidad y con especiales dificultades de inserción laboral

A través de este Convenio, los trabajadores con discapacidad y con especiales dificultades de inserción laboral podrán cotizar por sí mismos al sistema y generar derecho a ciertas prestaciones. Así, personas que nunca han trabajado o con períodos de aportación insuficientes para generar prestaciones contributivas, se convertirán en cotizantes y generarán derechos para recibir determinadas prestaciones.

A efectos de este decreto, se entienden como trabajadores con discapacidad con especiales dificultades de inserción, las personas con discapacidad intelectual, las personas con enfermedad mental y las personas con parálisis cerebral, con un grado de discapacidad igual o superior al 33%, por una parte, así como las personas con discapacidad física y las personas con discapacidad sensorial, con un grado de discapacidad igual o superior al 65%, por otra.