Está usted en: Noticias -> Actualidad

Según ECHO, este plan permitiría generar casi 800.000 puestos de trabajo

La patronal europea de la dependencia pide a la UE una inversión de 30.000 millones

La Confederación Europea de Organizaciones de Cuidado en el Hogar (ECHO, por sus siglas en inglés) ha reclamado en el Parlamento Europeo un plan de inversión de “alrededor de 30.000 millones de euros” en dos años que garantice “que cualquier país de la Unión Europea alcance como mínimo una ratio de 6.000 camas por millón de habitantes, lo que implica la creación de medio millón de camas nuevas”.

El plan, que ha recibido el nombre de ‘Salud y Empleo’, parte de un trabajo elaborado por la Fundación Economía y Salud y prevé también la creación de más de 765.000 puestos de trabajo directos e indirectos en el sector.

Según explica ECHO, el volumen de negocio de la atención a la dependencia en el conjunto de la UE se eleva a unos 167 millones anuales, el 1,32 del PIB, emplea en la actualidad a más de 20 millones de personas y cuenta con una oferta cercana a 3,5 millones de camas sociosanitarias.

Sin embargo, existen grandes diferencias entre países en cuanto a la oferta de camas, ya que por encima de la ratio de 6.000 camas por millón de habitantes se sitúan 17 países sobre 27, en una horquilla que va de las 13.900 de Suecia a las 1.209 de Rumanía. En el caso de España, con un total de 245.927 camas, solo alcanza un ratio de 5.323 por millón de habitantes, muy por debajo de la media europea, que se sitúa en 7.133. Así, sería necesario crear 31.251 para alcanzar la media.

En términos de empleo, el plan propuesto por ECHO generaría 390.000 nuevos puestos de trabajo a tiempo completo en el conjunto de los Estados miembros y cerca de 375.000 durante los dos año de construcción de las infraestructuras necesarias para alojar ese medio millón de camas. En el caso de España, el plan generaría 24.938 empleos en el servicio de atención y otros 24.306 durante la construcción.

Además, ECHO ha defendido que este plan generaría unos retornos para las Administraciones públicas superior al gasto para invertir en las camas sociosanitarias adicionales necesarias. En el caso de España, el efecto presupuestario “neto” es positivo durante 11 años, según refleja el informe de la Fundación Economía y Salud.

En este sentido, la creación de 31.251 camas sociosanitarias de atención residencial, con un coste de 60.000 euros por cama, generaría retornos para la Administración pública de 4.545 millones de euros en un plazo de doce años a partir de una inversión privada de 2.268 millones de euros en dos años y un coste del servicio para la Administración española de 4.626 millones de euros.