Está usted en: Noticias -> Actualidad

La familia considera que "se ha arreglado el asunto de una manera lógica"

El banco devuelve 200.000 euros a un joven tetrapléjico que había depositado el dinero de una indemnización

El padre de Juan Pedro Cañas, un joven de Villargordo que sufrió un accidente de tráfico el 14 de enero de 2000 cuando salía de trabajar quedando tetrapléjico, ha informado de que el banco le ha devuelto un montante de aproximadamente "200.000 euros" que, presuntamente, le había "estafado".

Según ha explicado, se trata de una cantidad "razonable" de acuerdo a las negociaciones mantenidas con la entidad, si bien lo que exigía en un primer momento era la devolución de "300.000 euros", la familia considera que "se ha arreglado el asunto de una manera lógica". La noticia le fue comunicada a finales del pasado mes, momento en que se hizo efectiva la devolución, informa Europa Press.

De este modo, se ha mostrado "satisfecho" porque a partir de ahora su hijo, al que quiere operar en un centro sanitario de Alemania, "podrá tener todo lo que necesita, de momento, y eso ya es mucho para nosotros", ha incidido el progenitor. En concreto, el banco le abonó 160.000 euros a los que se sumarán los 40.000 restantes, que está previsto que la familia los recupere "en cuatro meses".

Así las cosas, el hombre cree que a la entidad le ha influido para llevar a cabo esta acción el hecho de que hubiera presentada contra la misma una querella criminal así como la previsión de protagonizar concentraciones y manifestaciones exigiendo lo "que les fuera devuelto lo que les correspondía".

Además, considera que "el detonante" ha sido la protesta de su esposa, que a comienzos del pasado mes se autolesionó en el cuello con unas tijeras en una de las oficinas de la entidad en la capital jiennense después de haber pedido retirar dinero que "había ingresado en la entidad" procedente de una indemnización por el accidente sufrido hace años por su hijo, que está en coma vigil.

Cabe recordar que el joven recibió una indemnización procedente del Estado de 300.000 euros como consecuencia de dicho accidente. Así, su padre la ingresó en el banco y éste, "le engañó por ser inexperto y analfabeto en temas financieros, invirtiéndolo más tarde y sin posibilidad de recuperar el dinero para operarse", tal y como pretendía hace unos años cuando descubrió una clínica en Alemania cualificada para implantar células madre para regenerar su lesión cerebral.