Está usted en: Noticias -> Actualidad

El dinero servirá para adaptar el cuarto de baño

La familia de una niña con parálisis cerebral continúa recogiendo tapones

Los Reyes Magos han pasado por la casa de Lidia Rodríguez, la niña con parálisis cerebral cuya familia puso en marcha una campaña recogida de tapones de plástico para poder comprar a la pequeña, con más del 90 por ciento de discapacidad, los aparatos ortopédicos que le harán la vida más fácil. De momento, a través de las donaciones económicas han conseguido que Lidia ya pasee en su carricoche.

«El trabajo es agotador, paso todo el día fuera de casa pero no pienso parar», cuenta Lidia, madre de la niña que asegura que ya han pedido otro de los aparatos -la grúa- gracias al dinero conseguido con la venta de lotería de Navidad y la entrega de un primer trailer de tapones.

Esta  semana, otro camión cargado con 6.000 kilos de plástico viajará hasta Santa Fe «y con esto y el dinero que tenemos podremos comprar el adaptador para el baño», asegura esta madre quien se muestra dispuesta a conseguir todo lo que su hija necesita y después ayudar a quien se embarque en la laboriosa tarea de recolectar tapones.

En tres meses

Han pasado sólo tres meses desde que Lidia comenzó con la recogida de plástico y los avances han sido grandes. Aun así «queda mucho por hacer», afirma la madre quien recuerda que la niña necesita una silla especial para el coche y un bipedestador, ambos valorados en más de 10.000 euros; para ello, «seguiremos recogiendo tapones, hablando con empresas y moviéndonos para conseguir todo lo que la niña necesita», explica Lidia.

La familia afronta el nuevo año con optimismo y nuevos proyectos. Una nueva imagen de la pequeña Lidia sentada en su silla se colocará en los numerosos puntos de recogida para «agradecer la colaboración» y aclarar qué aparatos se han conseguido y cuáles faltan.