Está usted en: Noticias -> Actualidad

El Ayuntamiento anunció el viernes que pasará el servicio a la Junta

Partida de ping pong con los usuarios de la teleasistencia en Granada

Los mayores se han convertido en estos días en un gremio poco apetecible para las Administraciones. Y es que parece que a unos y a otros les molesta tener que asumir el servicio de teleasistencia. Todo comenzó el viernes, cuando el concejal de Bienestar Social del Ayuntamiento, Fernando Egea, anunciaba que cedía el servicio a a Junta de Andalucía.

La administración autonómica se comprometió a "acoger y prestar servicio" a los usuarios del servicio de teleasistencia que gestiona el Ayuntamiento, no sin antes mostrar su rechazo a esta decisión, "con la que el equipo de gobierno que dirige José Torres Hurtado (PP) ha dejado tirados y en la cuneta, huérfanos y desamparados" a los beneficiarios de esta prestación.

Así lo manifestó el delegado provincial de la Consejería de Salud y Bienestar Social en Granada, Higinio Almagro, quien quiso lanzar "un mensaje de tranquilidad" al colectivo de usuarios de dicho servicio de teleasistencia, a los que la Junta, según remarcó, "va a dar acogida", aunque para ello necesite "tiempo".

"Las personas han sido, son y serán siempre prioridad para la Junta, que no deja a nadie desamparado", subrayó Almagro para reiterar que el Ejecutivo autonómico "dará respuesta a un problema generado por el Ayuntamiento de Granada". Al hilo de ello, quiso llamar la atención acerca del hecho de que la Junta tenga que actuar de "salvadora" de una situación que, en su opinión, ha generado un equipo de gobierno sustentado por un partido -en referencia al PP-, que "pretende ejercer de abanderado de las políticas sociales", algo que, a su juicio, "con medidas como ésta queda claro que es imposible".

Y es que, para el delegado provincial de Salud, el PP "sólo utiliza las políticas sociales para recriminar con ellas a la Junta de Andalucía cuando le interesa", y luego, sin embargo, "allí donde gobierna aplica medidas que desmantelan el Estado del bienestar".

Además, Almagro criticó las "formas" empleadas por el Ayuntamiento granadino para comunicar su decisión de transferir a la Administración regional el servicio de teleasistencia, un anuncio del que, según ha reconocido, "había oído hablar hacía tiempo", si bien pensaba que se adoptaría "después de un proceso de diálogo y negociación" entre ambas administraciones.