Está usted en: Noticias -> Actualidad

Cuatro de los arrestados eran familia de la mujer, de 26 años, y vivían de su pensión

Seis detenidos por maltratar y quemar con cera a una mujer con discapacidad

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Sevilla a seis personas, cuatro de ellas de la misma familia, como presuntos autores de malos tratos continuados sobre una mujer de 26 años con discapacidad intelectual a la que llegaron a derramar cera derretida "por diversión".

Según informa la policía en un comunicado, la víctima había permanecido maniatada durante días y presentaba múltiples contusiones, quemaduras y erosiones. Los sanitarios que la atendieron comprobaron que tenía tres costillas rotas y neumotórax, por lo que fue trasladada de inmediato al hospital, donde fue intervenida quirúrgicamente y permaneció 15 días ingresada.

Los familiares arrestados vivían con la mujer y la prestación por invalidez que esta percibía era su único sustento económico. Varios de los arrestados supuestamente se habían "divertido" derramando cera derretida de una vela sobre el cuerpo de la discapacitada, según la policía. La mujer estuvo maniatada durante días y tenía múltiples contusiones, quemaduras y erosiones

De los hechos se tuvo conocimiento cuando el padre de la víctima avisó a la policía y comunicó que su hija, quien presenta una incapacidad del 65% y no vivía con él, estaba siendo maltratada por varias personas, entre ellas algunos familiares. También manifestó que había intentado hacerse cargo de ella, pero que los parientes a cargo de su custodia lo habían impedido. Los agentes que acudieron al lugar realizaron una primera inspección ocular y comprobaron que la mujer presentaba heridas sin curar y contusiones en la cara. Las personas que vivían con ella no pudieron concretar de forma clara el origen de las lesiones.

Según la policía, desde el primer momento los especialistas evidenciaron pruebas de malos tratos. La víctima tenía hematomas ocasionados por agresiones continuadas y marcas en sus extremidades que denotaban que había sido maniatada durante días para limitar sus movimientos. Además, presentaba un neumotórax provocado por la fractura de tres costillas. En el hospital se comprobó que también tenía síntomas de desnutrición, quemaduras y erosiones múltiples.

La investigación posterior determinó que algunos miembros de la familia supuestamente derramaban sobre el cuerpo de la víctima cera derretida de una vela incandescente "con el único fin de divertirse".