Está usted en: Noticias -> Actualidad

En Castilla La-Mancha

Revisar la discapacidad valdrá 30 euros y la dependencia, 40

La tasa por solicitar una revisión del grado de discapacidad tendrá un coste de 30 euros y el de revisión del grado de dependencia reconocido de 40 euros, según figura en el Proyecto de Ley de Tasas y Precios Públicos de Castilla-La Mancha, que este lunes ha sido admitido a trámite por la Mesa de las Cortes por el procedimiento de urgencia.

Según el articulado del texto consultado por Europa Press, las tasas a cargo de la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales son un total de 24 de las 92 que recoge el texto, entre las que se encuentran las dos anteriores y otra derivada de la emisión del certificado de idoneidad como cuidador no profesional de personas en situación de dependencia que asciende a 35 euros, las tres de nueva creación.

Además, la tasa por realización de informes de seguimiento de adopción internacional será de 132,50 euros, la derivada de que entidades de servicios sociales se inscriban en el registro del mismo nombre será de 30,62 euros y la correspondiente a la emisión de tarjeta sanitaria individual de forma sucesiva --en casos de sustracción, rotura o extravío-- será de 10 euros.

Las tasas deberán actualizarse cada cinco años, sin perjuicio de que pueda ser actualizado anualmente según la evolución de costes o del índice de precios al consumo. El plazo de presentación de enmiendas al texto concluirá el día 31 de octubre.

Con este texto normativo, que se estructura en cuatro títulos, una disposición adicional, tres transitorias, dos derogatorias y cinco disposiciones finales, el Gobierno pretende actualizar y reordenar unos precios que se han quedado "obsoletos".

Según recoge el texto normativo, en el plazo de seis meses desde que entre en vigor la presente ley y a propuesta del titular de la Consejería de Hacienda, se autoriza al Consejo de Gobierno a que refunda en un único texto, denominado 'Ley del Catálogo de Tasas de Castilla-La Mancha', las tasas que regula este texto y en las disposiciones de las leyes del Ciclo Integral del Agua, la Viña y el Vino, la Regulación de Tasas en Materia de Industria, Energía y Minas, y la que regula la tasa para la concesión de la etiqueta ecológica.

En el plazo máximo de tres meses cada Consejería presentará al consejero de Hacienda una propuesta de "regulación, reordenación y clasificación de las tasas cuya gestión tenga encomendada, para su incorporación a ese texto refundido".