Está usted en: Noticias -> Actualidad

Las CCAA no han pagado desde enero un solo euro de su factura hospitalaria

La deuda con la industria sanitaria se desboca: 5.000 millones

Los laboratorios farmacéuticos y las compañías de tecnología sanitaria llevan todo el año 2012 sin cobrar ninguna factura por parte de las comunidades autónomas. Entre ambos sectores esta deuda suma a día de hoy una cantidad cercana a los 5.000 millones de euros. Se trata del suministro completo de medicamentos y productos sanitarios a la red de hospitales de toda España.

Según los datos que publica hoy EcoSanidad -la revista de gestión sanitaria de elEconomista-, actualmente únicamente han pagado algunas facturas de este año las comunidades de Navarra y País Vasco. Y existen casos como en Andalucía que todavía debe facturas del año pasado.

En el caso de los laboratorios farmacéuticos, agrupados en la patronal Farmaindustria, la deuda oficial con las comunidades autónomas a principios del mes de junio era de 1.500 millones de euros. Actualmente, cuatro meses después, esta deuda podría rondar ya los 2.500 millones de euros. En el caso de las compañías de tecnologías sanitarias, representadas en la patronal Fenin, la cifra oficial a fecha de 31 de agosto de 2012 era exactamente de 2.055 millones de euros. Con lo que esta cantidad, a finales de septiembre, se acercaría ya a los 2.250 millones.

Las dos patronales afectadas aseguran que mantienen negociaciones "avanzadas" con el Gobierno para cobrar lo adeudado desde enero. Así, y públicamente, el propio presidente de Farmaindustria -cumple mandato este mes- y director general de los laboratorios Ferrer, Jordi Ramentol, ha asegurado que el problema se podrá solucionar "como mínimo en parte" durante 2012 mediante el remanente del presupuesto extraordinario para abordar facturas impagadas, siempre y cuando las autonomías se sumen a la política de pago de deuda vencida.

Según asegura Ramentol, el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, es "muy sensible" a esta cuestión y su dirección está trabajando conjuntamente con Farmaindustria y Fenin para resolver el problema, aunque éste reaparece "porque al final es un tema de que no hay dinero", ha llegado a afirmar el portavoz de las farmacéuticas en España.

Lo que Farmaindustria pide al Gobierno es que destine el ahorro derivado de medidas, tales como el copago sanitario y las tasas a las farmacéuticas, a la Sanidad, tanto a la industria como al Sistema Nacional de Salud. "Siempre hay la tentación de dedicarlo a otras áreas que no tienen nada que ver, y eso es lo que está pasando", resalta Jordi Ramentol.

Hay que recordar que las compañías farmacéuticas pagan tasas del 2% para investigación en el país y entre el 7,5% y el 15% en función de si un medicamento es más o menos antiguo. Estos recursos, afirman desde Farmaindustria, no han ido a parar directamente a la sanidad, porque la hacienda pública los ha contabilizado y los destina a lo que considera pertinente.

La otra tabla de salvación para el sector es el Fondo de Liquidez Autonómica, abierto por el Gobierno, para las comunidades en quiebra y que no puedan financiarse. En este caso, estas autonomías se deben sumar a la política de pago de deuda vencida para acceder esta línea de financiación.

Peor situación que en 2011

Esta situación no es nueva para el sector sanitario. A 31 de diciembre de 2011, las comunidades autónomas tenían una deuda sanitaria que ascendía a 11.599 millones de euros, sólo en medicamentos hospitalarios y productos y tecnologías sanitarias. Otra parte, hasta sumar más de 15.000 millones de euros, correspondía a pago a a las farmacias y la actividad concertada. Esta situación límite se alivió en gran parte con el plan de pago a proveedores.

Concretamente, el día 3 de julio de este año, tanto Farmaindustria como Fenin anunciaron que habían cobrado casi la totalidad de lo adeudado por las administraciones en 2011, "culminando así la mayor operación de saneamiento de la deuda sanitaria jamás realizada en España", aseguraron entonces.

Ahora, sin embargo, según las cuentas de los laboratorios, en 2012 el ritmo de crecimiento de la deuda hospitalaria podría ser incluso superior al del año pasado. Según apuntan diversas fuentes a EcoSanidad, esta deuda estaba aumentando a un ritmo el último año de 10 días de retraso por cada mes, pero este año esta cifra es superior.