Está usted en: Noticias -> Actualidad

Niños, ancianos y personas en coma de Baza evitan traslados a la capital, ya que sus médicos envían las pruebas al hospital Virgen de las Nieves

Más de 200 pacientes 'frágiles' se benefician de la telemedicina

IDEAL.ES Angeles Peñalver.

Más de 200 pacientes se han beneficiado de la unidad de Telemedicina para el registro electroencefálico impulsada por el Hospital de Baza y el Hospital Universitario Virgen de las Nieves. Gracias a la misma, los usuarios de especial fragilidad, principalmente ancianos, pacientes pediátricos y personas en coma tienen acceso -desde hace tres años- al Servicio de Neurofisiología Clínica del hospital granadino sin necesidad de trasladarse físicamente a la capital.
Las personas no se desplazan. Es el estudio realizado el que viaja en tiempo real desde el ordenador del facultativo de Baza hasta el ordenador del especialista en el hospital de la capital a través de la intranet corporativa del SAS, evitándose desplazamientos especialmente dificultosos en los meses de invierno, dadas las extremas condiciones meteorológicas de esta zona de la provincia. Una vez realizada la prueba, los especialistas reciben las imágenes y redactan el informe que es enviado al centro bastetano, mejorándose de esta forma el tratamiento y el pronóstico. Así se favorece la realización de electroencefalogramas (EGG) y se garantiza la emisión y el envío telemático de informes.
La población que tiene el Hospital de Baza como centro de referencia supera las 70.000 personas, que en gran parte residen en pequeños núcleos poblacionales con una gran dispersión geográfica. Para todos ellos, las principales ventajas de la telemedicina es la rapidez con que el usuario recibe el diagnóstico de su problema de salud, la reducción de los desplazamientos a su hospital de referencia y la simplificación de algunos trámites como pedir cita con el médico especialista.
Por otra parte, el Distrito Sanitario Granada ha comenzado a formar a sus profesionales en la atención integral a las personas con dolor crónico con el objetivo de incorporar el tratamiento del dolor como un derecho de los usuarios y un valor ético añadido a la profesión sanitaria, mejorando las competencias de los profesionales de atención primaria en esta materia. El dolor es una experiencia por la que todas las personas deben pasar a los largo de su vida. Datos de distintas encuestas de salud realizadas entre la población andaluza reflejan que un 76% padece al menos algún episodio de este tipo durante los 30 días anteriores. Por ello, la formación de los profesionales sanitarios en el correcto manejo del dolor es necesaria, no solo porque está incluido en sus competencias sino porque es preciso para la puesta en marcha de diferentes planes integrales de gran importancia en Andalucía.