Está usted en: Noticias -> Actualidad

Elabora un informe en el que detalla la medida

El Cermi desgrana el Plan Anual de Política de Empleo 2012

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad, Cermi, ha elaborado un informe a propósito del Plan Anual de Política de Empleo 2012, aprobado en Consejo de Ministros el pasado 6 de julio, dentro del marco de la Estrategia Española de Empleo aprobada por el Gobierno anterior en el 2011.

Este Plan cuanta con una dotación de 1.318,8 millones de euros, distribuidos fundamentalmente entre las Comunidades Autónomas. Su objetivo es mejorar la coordinación entre las distintas administraciones para lograr la inserción de los desempleados en el mercado de trabajo.

Las personas con especiales dificultades de integración en el mercado de trabajo, sobre todo personas con discapacidad, son los colectivos preferentes en cuanto a objeto del texto. De la importancia que adquiere este grupo de población da cuenta el número de medidas -108- que se incluyen en el ‘Objetivo 5’ (Medidas para colectivos específicos), que se corresponden con la siguiente tipología:

- Actuaciones dirigidas a la orientación profesional como la realización de itinerarios de inserción, así como acciones de orientación para el empleo y el autoempleo.

- Acciones formativas de oferta dirigidas a desempleados y ocupados, realización de prácticas no laborales en empresas y desarrollo de prácticas para desempleados. Asimismo, se incluyen actuaciones para la acreditación de competencias profesionales adquiridas a través de la experiencia laboral.

- Planes específicos para la atención de desempleados.

- Incentivos a la contratación de carácter indefinido y a las transformaciones de contratos temporales en indefinidos.

- Incentivos a la creación y mantenimiento de empleo de las personas con discapacidad en centros especiales de empleo.

- Incentivos a la creación y mantenimiento de empleo de las personas en situación de exclusión social, incluyendo el fomento del empleo en empresas de inserción y del tercer sector.

- Programas de fomento a favor del empleo de mujeres víctimas de la violencia de género.

- Programas de formación e inserción para inmigrantes.

- Medidas a favor del autoempleo para discapacitados, incluyendo formación en cooperativas y sociedades laborales, así como entidades de economía social.

- Proyectos Integrados para colectivos con dificultades de inserción.

CONTEXTO NORMATIVO

Hay que señalar dos cuestiones importantes para entender el marco normativo de la política de empleo a favor de las personas con discapacidad el presente año, informa "Solidaridad Digital".

La primera se refiere a las ayudas al empleo a personas con discapacidad. Tras la derogación de la Estrategia Española de Empleo 2012-2014, se recuperaron las normas que regulaban todas las ayudas al empleo de las personas con discapacidad hasta el 31-10-2011.

La consecuencia inmediata es que las ayudas que reciben las empresas ordinarias y los centros especiales de empleo son, en muchos casos, inferiores a las que estipulaba la Estrategia Española de Empleo. No obstante, en la práctica, puesto que las comunidades autónomas no habían desarrollado la Estrategia de Empleo, aún no se había otorgado.

A este respecto, las bonificaciones en cuotas a Seguridad Social por contratación de personas con discapacidad en empresas ordinarias y centros especiales de empleo, se siguen regulando en la Ley 43/2006. Además, la ayuda salarial a los centros especiales de empleo sigue siendo del 50%, como se había establecido en la Estrategia Española de Empleo.

En la Ley 3/2012 se ha añadido la previsión de aprobación de un nuevo marco legal regulador de medidas estatales de política activa de empleo dirigido de manera integrada a favorecer la inclusión laboral de personas con discapacidad.

Por otro lado, hay que destacar que se mantienen todas las bonificaciones en las cuotas a la seguridad social que benefician a las personas con discapacidad, así como las bonificaciones en las cuotas a Seguridad Social por la contratación de personas con discapacidad, tanto en empresas ordinarias como en centros especiales de empleo.

Por su parte, los contratos para la formación y el aprendizaje realizados con cualquier trabajador también siguen gozando de las bonificaciones previstas en la última Ley 3/2012, de reforma laboral.

Sigue vigente la bonificación del 50 % de la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima del tipo vigente en cada momento del Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos, de la que se benefician las personas con discapacidad que causen alta inicial y durante los cinco años siguientes a la fecha de la misma.

Sin embargo, se suprimen todas las restantes bonificaciones a la contratación a excepción de, además de las destinadas a la contratación de personas con discapacidad, las dirigidas a favorecer la contratación, a través de nuevo contrato de apoyo a los emprendedores, de jóvenes, mayores de 45 años parados de larga duración y mujeres. Se mantienen igualmente las bonificaciones a la contratación de jóvenes que se constituyan como autónomos, y personas que sustituyen a trabajadores en baja por maternidad y a víctimas de violencia de género.