Está usted en: Noticias -> Actualidad

Para facilitar el juego sin barreras a los niños

Los ayuntamientos mejoran la accesibilidad de los parques infantiles

Los niños no tienen límites a la hora de jugar. Sin embargo, aquellos que padecen una discapacidad pueden encontrar barreras para acceder a los mismos entretenimientos que sus compañeros. Poco a poco los municipios empiezan a ser solidarios con esta situación.

Es el caso del Ayuntamiento de Barakaldo, que en el último año ha iniciado la adaptación de sus zonas de juego a los menores con movilidad reducida o algún tipo de minusvalía. Hasta la fecha, sólo tres de los 56 parques infantiles cuentan con algún elemento adaptado, aunque el Consistorio iniciará este año la instalación de este tipo de aparatos en otros cinco puntos, informa el diario "El Correo".

«Extendiendo por todo el municipio los columpios adaptados para el uso por personas con alguna discapacidad física queremos garantizar el derecho a jugar de todos los niños. Divertirse jugando es parte de la formación, y las instituciones tenemos el deber de evitar que tengan dificultades a la hora de acceder a la diversión», reconoció el alcalde, Tontxu Rodríguez.

Según explicó, los técnicos municipales ya estudian cuáles pueden ser las ubicaciones de estos elementos adaptados, basándose en aquellos lugares en los que se hayan recibido demandas de padres y asociaciones.

Tal es el caso del entorno de la calle San Fernando, donde prevén realizar la mejora en dos o tres meses. «A lo largo del año seguiremos con esa política de expandir estos columpios especiales por toda la ciudad. Respondemos así a una demanda social y también política, porque otros partidos, como el PNV, también nos lo habían pedido», se comprometió el regidor.

Hasta la fecha sólo el área de juegos de San Vicente, con un castillo accesible, el parque de Murrieta, donde funciona un tiovivo que se puede utilizar en silla de ruedas, y la calle Okeluri, que cuenta con un columpio adaptado, han iniciado la transformación.

«En todos estos sitios se ha optado por elementos que también pueden ser aprovechados por niños que no padezcan movilidad reducida para garantizar su aprovechamiento en todo momento y favorecer que los discapacitados se puedan relacionar con normalidad», defendieron en el área de servicios municipales.

11.300 metros cuadrados

Más allá de esta mejora el Ayuntamiento no prevé ampliar las zonas de juego infantil en los próximos meses. De hecho, Barakaldo cuenta actualmente con más de 11.300 metros cuadrados de juegos infantiles repartidos en 56 puntos, lo que supone uno por cada 1.700 habitantes, a los que hay que sumar otros cinco emplazamientos con aparatos de gimnasia al aire libre y juegos para mayores.

Estos sí se verán ampliados este verano con otras tres instalaciones que se repartirán en el nuevo parque de El Rosario, en San Vicente, y el de Lutxana Mining. En los últimos cinco años se han creado 22 nuevos parques infantiles y se han efectuado reformas en otros 16.