Está usted en: Noticias -> Actualidad

Aseguran que son pacientes con patologías distintas a la lesión medular

Los sindicatos denuncian la deriva de otros pacientes al Hospital de Parapléjicos

El sindicato CCOO denuncia que la empresa Capio, propietaria del hospital Tres Culturas de Toledo, ha anunciado al comité de empresa la posibilidad de reducir su plantilla con el despido de entre 70 a 100 personas de las 255 que trabajan en este momento en el centro hospitalario.

Esta situación, según la central sindical, está provocando la deriva de pacientes con patologías distintas a la lesión medular al Hospital Nacional de Parapléjicos.

El sindicato recordó que el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (Sescam) tenía concertadas con el hospital Tres Culturas unas sesenta camas, donde se derivaban los pacientes que no podían ser atendidos en instalaciones propias del Sescam y apuntó que este convenio estaba vigente desde 2007 hasta septiembre de 2013, fecha en la que estaba previsto finalizar el futuro hospital de Toledo.

Sin embargo, continúa el sindicato, el hospital Tres Culturas se ha quedado sin ningún paciente ingresado del concierto del Sescam y ahora estos enfermos son derivados al Hospital Nacional de Parapléjicos y a una clínica privada de Madrid.