Está usted en: Noticias -> Actualidad

Seis años de cárcel

Condenado por dejar a un joven tetrapléjico tras una noche de botellón

La Audiencia de Sevilla ha condenado a seis años de cárcel a un joven de 20 años que, tras una noche de botellón y discoteca, clavó a otro un destornillador en el cuello, lo que lo dejó en un estado de "gran invalidez" y con necesidad de ayuda de terceras personas para cualquier actividad.

La sentencia de la Sección Primera, a la que ha tenido acceso Efe, dice que los hechos ocurrieron sobre las 5 de la madrugada del 27 de marzo de 2011 en Morón de la Frontera (Sevilla), cuando el acusado A.G.C. había pasado la noche con unos amigos en un botellón y luego en una discoteca.

Cuando se encontraban en la avenida de la Ronda de la Trinidad, se encontraron con otras personas, ambos grupos intercambiaron insultos y C.H., amigo del procesado, se peleó con el luego lesionado F.J.M.T.

Entonces A.G.C. salió en defensa de su amigo, sacó un destornillador de 15 centímetros que llevaba en el bolsillo y se lo clavó a F.J.M.T. en el lóbulo de la oreja izquierda, lo que le alcanzó al canal medular y le produjo un desgarro dural y salida de líquido cefalorraquídeo.
La víctima, que ahora tiene 24 años, quedó con tetraplejia grave y situación de gran invalidez, por la que le han reconocido una discapacidad del 93 por ciento.

La sentencia impone al procesado seis años de cárcel porque califica los hechos como un delito de lesiones y no de homicidio en tentativa, por el que la acusación particular pidió para él nueve años de cárcel.

De las pruebas practicadas, según el fallo, se desprende "inequívocamente que su intención fue golpear y herir, pero no matar" al agredido, dado "el escenario y las circunstancias en que tuvo lugar el lamentable suceso".

Así, el procesado y sus amigos acababan de pasar las horas de la madrugada en la calle "y es de presumir que habían consumido alcohol", dice la sentencia, que reconoce que el incidente pudo ser provocado por la propia víctima "con su actitud agresiva hacia el grupo del que formaban parte el procesado, con insultos y expresiones despectivas".