Está usted en: Noticias -> Actualidad

Necesitan de un trato diferenciado que permita a estos contribuyentes disponer de más renta

CERMI plantea mejoras fiscales para trabajadores con discapacidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) ha propuesto una serie de medidas para su inclusión en el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2012, con el objetivo de mejorar la fiscalidad de las personas con discapacidad y tener en cuenta que las situaciones de discapacidad necesitan de un trato diferenciado que permita a estos contribuyentes disponer de más renta, a fin de atender sus necesidades.

Entre las propuestas que plantea el CERMI destaca la actualización de los importes aplicables a los contribuyentes que sean personas con discapacidad relativos a la reducción por obtención de rendimientos de trabajo y de determinados rendimientos de actividades económicas, así como del mínimo personal y familiar.

En este sentido, la actualización propuesta tiene en cuenta que el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2012 que ahora se tramita no ha contemplado una actualización de los mínimos personales y familiares y las reducciones aplicables a trabajadores por cuenta ajena y autónomos (no se actualiza desde 2008).

Así, esta actualización que plantea el CERMI asciende a un 5% de las cantidades reflejadas en distintos artículos de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas y de modificación parcial de las leyes de los Impuestos sobre Sociedades, sobre la Renta de no Residentes y sobre el Patrimonio, según establece la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

El CERMI también plantea modificar la deducción por creación de empleo para trabajadores que sean personas con discapacidad, teniendo en cuenta que este grupo tienen obstáculos superiores que el resto de la población para acceder al mercado laboral.

Así, tras la reforma de 2006, la Deducción por Creación de Empleo, previsto en el Real Decreto por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Impuesto sobre Sociedades, para trabajadores con discapacidad, “es uno de los pocos que se ha mantenido tras la desaparición progresiva de la mayor parte de las deducciones allí contempladas”.

Sin embargo, el CERMI añade que, pese al mantenimiento de la deducción, ni su importe ni las condiciones para su aplicación se han visto modificadas desde hace varios años, por el que el Comité plantea que, si lo que se quiere en este momento de crisis es incentivar la creación de empleo, “sería, no sólo conveniente, sino claramente incentivador, el que se reformara la deducción, con el fin de elevar su importe y modularlo en función de la condición o no de empresa de reducida dimensión del sujeto pasivo”.

En esta línea, esta propuesta parte de la consideración de que la deducción se pueda aplicar sin límite sobre cuota y una ampliación de su ámbito de aplicación eliminando la necesidad de que el contrato sea indefinido y a jornada completa.

Asimismo, se plantea la eliminación de la incompatibilidad con la libertad de amortización con creación de empleo.

El objetivo es fomentar, sin duda, la contratación de personas con discapacidad, colectivo con especiales dificultades de acceso a un mercado laboral, ya de por sí, complejo en estos momentos.

Además, el CERMI propone una modificación de lo relativo a las actividades prioritarias de mecenazgo, con el objetivo de incluir dentro de ellas, los programas de ejecución de la Estrategia Global de Acción para el Empleo de Personas con Discapacidad, como “actividad prioritaria de mecenazgo”.

Según el Comité, esta medida ayudará a que el sector empresarial se involucre en la creación de empleo, para este colectivo, empleo que supone la integración de las personas con discapacidad en la sociedad.