Está usted en: Noticias -> Actualidad

Es la deuda de la administración regional con las organizaciones del CERMI

Cantabria abonará en breve 3 millones a las entidades de la discapacidad

El presidente de Cantabria, Ignacio Diego, ha celebrado una reunión de trabajo con los miembros del Comité Ejecutivo de CERMI Cantabria, encabezado por su presidente, Roberto Álvarez. En la misma han estado presentes la consejera de Economía, Hacienda y Empleo, Cristina Mazas; el director general de Tesorería y Presupuestos, Rafael Gutiérrez, y la directora del Servicio Cántabro de Empleo, María Ángeles Sopeña.

A lo largo de más de una hora todos ellos han materializado un acuerdo histórico, fruto de largos días de trabajo, mediante el cual el Gobierno de Cantabria abonará próximamente los 3 millones de euros que la Administración regional adeuda a las organizaciones sociales, a través de una acumulación de pagos que se remonta a 2005, al tiempo que ha diseñado un sistema ágil y eficaz para garantizar, a partir de ahora, el cobro mensual de las cantidades que deben ser abonadas a las entidades agrupadas en CERMI Cantabria.

Concluido el encuentro, calificado por Diego como "una reunión larga y productiva, precedida por el intenso trabajo realizado por cada una de las partes y la posterior puesta en común, y que parte de un momento en que el Partido Popular estaba en la oposición y mantenía una estrecha y continua relación con todas las organizaciones sociales de Cantabria".

Por su parte, Roberto Álvarez, presidente de CERMI Cantabria, ha calificado, al igual que Ignacio Diego de "hito" el acuerdo hoy dado a conocer que permitirá a las organizaciones sociales dejar atrás, según sus palabras, "muchos años con carencias y problemas de pago importantes en los centros especiales de empleo, lo que ha provocado, en algunos casos, circunstancias complejas, incluso para garantizar el empleo de personas con discapacidad en Cantabria".

Para Álvarez, Cantabria se convierte en un referente nacional "de lo que es el trabajo eficiente de los pagos en el ámbito estatal". El presidente de CERMI Cantabria ha añadido que "garantizar que los Centros Especiales de Empleo, en un contexto de crisis y de dificultades, tengan la liquidez suficiente en que los procesos de pago no sean de un año, hace que nuestro sistema financiero sea muy distinto, con una gestión planificada que va a repercutir en la calidad del empleo de las personas con discapacidad en Cantabria y en la garantía de ese empleo".

El presidente de CERMI Cantabria ha cuantificado en "1.000 puestos de trabajo, los que el sector está poniendo en marcha en el ámbito del empleo protegido, un volumen muy importante y que supone una enorme satisfacción ya que esto nos va a permitir garantizar estos empleos en todos los Centros Especiales de Empleo".

Trabajo coordinado y de utilidad mutua

En esta línea, el jefe del Ejecutivo ha señalado que de este conocimiento previo ha nacido una capacidad de trabajo coordinado y de utilidad mutua y por eso ha subrayado que "estando en la oposición adquirí compromisos con todas las organizaciones sociales de Cantabria, en relación a la solución de un problema que se remonta a 2005, y en él que la deuda que el Gobierno de Cantabria adquiría con estas organizaciones daba lugar a una demora en los pagos que dificultaba el funcionamiento económico y financiero de estas organizaciones sociales".

Para Diego, "ese compromiso, que entonces nacía de la sensibilidad que el Partido Popular siempre ha tenido, en relación con el trabajo que hacen las organizaciones sociales en Cantabria, se convirtió, cuando adquirimos las responsabilidades de gobierno, en un compromiso de transformar esa sensibilidad en soluciones".

En relación con los antecedentes de los acuerdos que se han materializado en la reunión de hoy, el presidente de Cantabria ha enfatizado en la "satisfacción" que le produce que, tras meses de trabajo, "hoy es posible anunciar que el CERMI Cantabria y el Gobierno de Cantabria hemos encontrado una formula que alivia, en muy buena medida, la situación financiera de las organizaciones sociales".

"Esto supone", ha explicado Diego, "que, a muy corto plazo y antes del mes de mayo, vamos a actualizar el pago de toda la deuda que tiene el Gobierno con las organizaciones sociales. En dos momentos distintos, abril y mayo, resolveremos toda la deuda".

No obstante, el presidente de Cantabria ha añadido la importancia que tiene el compromiso adquirido respecto de la tramitación que a partir de ahora se realizará desde el Servicio Cántabro de Empleo y la dirección general de Tesorería y Presupuestos "una tramitación administrativa ágil, en la que coordinados vamos a conseguir un procedimiento breve que permitirá el reconocimiento y la tramitación rápida del pago".

En este punto, Diego ha querido felicitar a la Consejería de Economía, Hacienda y Empleo, y a Cristina Mazas, por el trabajo realizado conjuntamente con las organizaciones que componen el CERMI Cantabria, "gracias al cual se ha llegado a esta solución".

Diego ha tenido un recuerdo para "las personas que tienen discapacidad y que buscan la autonomía personal a través del empleo" y ha añadido que "encontrar la solución al problema existente" permitirá a las organizaciones sociales "atender mejor a aquellos que les necesitan, que son las personas que padecen discapacidad", por lo cual, ha dicho, "al Gobierno de Cantabria le complace poder haber participado en la solución".

El acuerdo alcanzado entre el Gobierno de Cantabria y CERMI Cantabria establece, tal y como ha explicado Diego, que, de aquí a mayo, en dos pagos, se abonará la deuda de la Administración regional con las entidades sociales que alcanza una cifra superior a los 3 millones de euros.

El presidente de Cantabria ha querido resaltar la importancia de que las entidades sociales van a tener "la certeza del cobro mes a mes y de que van a poder responder a sus obligaciones con las entidades financieras y con las personas que atienden".

Por ello, ahora "se da un corte a la situación que se venía acumulando desde 2005, con continuos retrasos en el pago, y se da paso a un nuevo sistema de funcionamiento que va a suponer un importante alivio para las organizaciones sociales", ha incidido Diego.

Finalmente, el presidente de Cantabria ha hecho hincapié en "la importante tradición que tienen en Cantabria las organizaciones sociales" que en nuestra región están lideradas "por personas muy singulares, con una trayectoria y una preparación que les significa en el ámbito regional y nacional". Algo que supone "un orgullo de nuestra sociedad en general que tiene el privilegio de tener ámbitos que van por delante, que son innovadores y que son capaces de marcar pautas a nivel nacional".

Por eso, ha concluido, "este hecho sale del contexto de la relación entre el CERMI Cantabria y el Gobierno de Cantabria y se sitúa en la capacidad que tiene Cantabria para reaccionar ante situaciones de dificultad y hacerlo desde el acierto y desde el encuentro y la búsqueda de salidas para los problemas que todos compartimos".