Está usted en: Noticias -> Actualidad

Las autoridades no quieren desvelar el nombre de los inversores hasta cerrar la operación

Un grupo holandés quiere abrir un hospital de parapléjicos en Murcia

Murcia podría tener en un horizonte no muy lejano su propio hospital de parapléjicos como el de Toledo. El centro de Castilla-La Mancha, que funciona desde hace 36 años, es referencia nacional y el único centro público que existe de estas características en España para tratar las lesiones medulares y la rehabilitación integral de los pacientes, y donde son derivadas personas de todas las comunidades autónomas.

Un grupo inversor holandés tiene previsto desembarcar en España, para abrir varios centros de rehabilitación para pacientes parapléjicos, y uno de los lugares en los que está interesado es la Región de Murcia. Los responsables ya han tenido contactos con el INFO –Instituto de Fomento de la Región–, quienes están gestionando con varios ayuntamientos los terrenos o ubicaciones que pueden ofrecerles.

La idea de los inversores –cuyo nombre no quieren desvelar desde el INFO hasta que el proyecto no esté bien atado, según explicó Florentina Sevilla, del departamento de Internacionalización e Inversiones– es instalarse en edificios que ya estén construidos y que solo tengan que rehabilitar, tipo geriátricos, residencias o, incluso, hoteles.

Según el documento del proyecto que este grupo ha presentado y al que ha tenido acceso LA OPINIÓN, el centro de rehabilitación tendría una capacidad de entre 80 y 100 camas, «similar al que existe en Toledo», y en el futuro se abrirían otros en otras zonas de España, ya que según destacan «el mercado puede absorber hasta 30 centros de estas características».

Recuerdan que el propio ministerio de Sanidad reconoce que existe una carencia de camas de rehabilitación, ya que hay muy pocos centros y, aunque las instalaciones serían privadas tienen previsto ofrecer sus servicios a la consejería de Sanidad para hacer un concierto y así derivar a pacientes del sistema público.

Exponen en el documento que en España, contando las camas hospitalarias dedicadas a rehabilitación, hay un total de 3.475 disponibles, lo que supone 0,8 por cada 10.000 habitantes, mientras que en Holanda la tasa es de 1,25. Afirman en este caso que el segmento de mercado está garantizado, ya que «teniendo en cuenta las comunidades de Murcia y Valencia existe un potencial de 3.400 pacientes, de los cuales 678 serían internos».

Respecto a las instalaciones necesarias, estiman que la superficie sería de 5.000 metros cuadrados con un mínimo de 80 plazas en régimen interno (habitación más baño). También debe tener espacio para los pacientes de día, zonas para rehabilitación y actividades sociales, restaurante, cocina, lavandería, piscina cubierta (de no existir la harían ellos) y estar bien comunicado.