Está usted en: Noticias -> Actualidad

En Castilla y León

Una nueva ley pretende mejorar la calidad de vida de 161.000 discapacitados

Las cerca de 161.000 personas con discapacidad en Castilla y León contarán con un nuevo marco legal que garantice una mejor calidad de vida durante todo su ciclo vital, con una mayor coordinación en los servicios que reciben.

El Consejo de Gobierno ha conocido el Anteproyecto de Ley de Igualdad de Oportunidades de las personas con discapacidad, con lo que concluye su trámite administrativo, ha explicado en rueda de prensa el consejero portavoz, José Antonio de Santiago-Juárez.

El texto será remitido a partir de este viernes al Consejo Económico y Social y al Consejo Consultivo de la Comunidad, como paso previo antes de que el Consejo de Gobierno lo envíe a las Cortes de Castilla y León.

De Santiago-Juárez ha indicado que este envío se producirá antes de que finalice el actual periodo de sesiones en las Cortes en julio.

Asimismo, ha destacado que la futura ley "garantizará la máxima autonomía personal de este colectivo a lo largo de todo su ciclo vital" a las más de 161.000 personas con discapacidad que residen en Castilla y León, el 6,3% de la población.

Estas personas y aquellas en riesgo de padecer alguna discapacidad dispondrán de este modo de "un estatuto jurídico propio que garantice una real igualdad de oportunidades, la efectividad de sus derechos y deberes, y la máxima autonomía personal a lo largo de todo su ciclo vital", ha añadido al respecto.

El consejero portavoz ha subrayado de que el objetivo es lograr una "mayor calidad de vida" para estas personas, mediante esta futura ley que consta de 77 artículos y que ha sido consensuada con el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi).

"La principal ventaja de esta ley es que se logrará la integración en un único texto legal de todas las medidas impulsadas para garantizar el derecho a la igualdad de oportunidades en todos los ámbitos de la vida política, económica, cultural y social", ha agregado.

La ley prevé una doble estrategia de intervención, ya que "se luchará contra la discriminación y por la accesibilidad universal" a la vez que "se fijará una política transversal en materia de discapacidad".

Asimismo, incluye medidas específicas en nueve áreas: salud, educación, empleo, servicios sociales, cultura, deporte, turismo, ocio y medio ambiente.

Plan Estratégico

Para lograr una planificación coordinada de todas las actuaciones, la Junta de Castilla y León contará con un Plan Estratégico de Igualdad de Oportunidades para las personas con discapacidad y con un Plan Regional de Accesibilidad.

José Antonio de Santiago-Juárez ha recalcado que "el objetivo es proporcionar a las personas con discapacidad un sistema de apoyos, medios y condiciones necesarios para su pleno desarrollo personal a lo largo de su ciclo vital, y facilitar el ejercicio de su poder de decisión y su participación activa en la vida de la comunidad".

En 2011 había 161.183 personas con discapacidad en Castilla y León, de las cuales el 49% eran mujeres y el 51% hombres, especialmente personas entre 55 y 84 años. Cerca de la mitad de las personas con discapacidad viven en entornos rurales, el 45%.

El 58,05 presentan una discapacidad física, el 14,65 por enfermedad mental, el 11,72 intelectual, el 8,81 visual y el 6,76 auditiva.

Castilla y León dispone de una red para personas con discapacidad con 489 centros, de ellos 308 residencias y viviendas y 181 centros ocupacionales y de día. El número de plazas es de 14.437, de ellas 5.924 en residencias y 8.513 en centros ocupacionales y de día.