Está usted en: Noticias -> Actualidad

El Subdelegado del Gobierno en Guadalajara dice que se autolesionó

Investigan el caso de un marroquí detenido en Guadalajara que acabó parapléjico

La Delegación del Gobierno de Castilla-La Mancha asegura que está investigando el caso de Abdellah El Asli, un joven marroquí de 33 años, que fue detenido por la policía nacional de Guadalajara, el pasado 1 de marzo, acabó en la UCI del Hospital General de Guadalajara en situación de paraplejia.

El caso, que no fue comunicado en ningún momento por la Subdelegación del Gobierno, ha trascendido a los medios dos semanas después de acontecer,cuando sus compañeros lo denunciaron con carteles pegados por el barrio de los Manantiales y se hizo eco de ello UPyD.

 De hecho, el único comunicado oficial es el del Hospital General, cuya dirección confirmaba hoy el ingreso, el pasado 1 de marzo, de "un paciente de origen marroquí con lesión medular a nivel cervical y se le intervino". También informan quesSe ha solicitado su trasladado al Hospital de Parapléjicos de Toledo.

Según cuenta el diraio digital www.madrid2noticias.com que ha conseguido hablar con los compañeros y visitar a este marroquí en el Hospital, al joven marroquí se le requirió la documentación cuando se encontraba jugando al fútbol con sus amigos y al carecer de ella fue conducido a Comisaría. Dos horas después era ingresado en el Hospital, sin que se sepa qué ocurió entre medias y sin que sus amigos se enteraran del ingreso hospitalario hasta seis días después.

Por lo pronto varias Asociaciones en defensa de los derechos de los inmigrantes y el Foro de Marroquíes de España se han hecho eco del caso y anuncían movilizaciones e incluso denuncia judicial del asunto, mientras que desde la Delegación del Gobierno dicen que informarán de esto una vez que concluya la investigación.

Y aunque sigue sin haber una explicación oficial sobre el asunto, ayer el Subdelegado del Gobierno en Guadalajara, Juan pablo Sánchez, si realizó declaraciones a la agencia de noticias Europa Press, en las que asegura que el marroquí, se autolesionó en el calabozo, para impedir ser extraditado.

Sánchez dice que la Policía hizo el correspondiente atestado de todos los hechos ocurridos que se pusieron en conocimiento del Juzgado de Guardia, al tiempo que manifiesta tener "máxima confianza" en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado "que siempre actúan de acuerdo con el protocolo".