Está usted en: Noticias -> Actualidad

Le exigían ir acompañados de dos personas

Easy Jet impide volar a un parapléjico en silla de ruedas

El calagurritano Francisco Garrido ha denunciado que la compañía aérea Easy Jet le negó una reserva el pasado 8 de marzo alegando que debía ir acompañado de al menos dos personas en caso de que fuese necesaria una evacuación por una emergencia. Francisco había comprado ya el billete a Roma, donde se iba a ir de escapada romántica con su pareja Izaskun, según informa Diario La Rioja.

Nos anularon los viajes diciéndonos que la compañía no se responsabiliza de la evacuación de una persona con necesidades especiales", ha explicado Francisco Garrido a Diario La Rioja. El calagurritano ha denunciado que la compañía aérea Easy Jet le negó una reserva que había hecho el pasado 8 de marzo alegando que debía ir acompañado de al menos dos personas en caso de que fuese necesaria una evacuación por una emergencia.

Francisco había cerrado una reserva a Roma, adonde iba a ir de escapada romántica junto con su pareja Izaskun. Había detallado sus necesidades específicas atendiendo a las pautas que indica la compañía. Una vez efectuado el pago y disponiendo ya de la confirmación del vuelo, la empresa se puso en contacto con ellos para indicarles que él no podría viajar a no ser que le acompañasen uno o más asistentes.

La pareja considera que es una total discriminación contra las personas con discapacidad. "Nadie está libre en un momento dado de sufrir una crisis de ansiedad o un infarto al corazón durante el vuelo; en ese caso, el viajero tampoco podría salir del avión por sus propios medios y ¿quién se responsabilizaría entonces de su evacuación? o es que siempre tenemos que llevar a un acompañante que se responsabilice en un momento dado?", recoge el citado diario.

La pareja ya tiene su vuelo programado con otra operadora pero pide que cambie la política de esta compañía aérea y que nadie pueda verse en una situación similar.

ACLARACIÓN DE EASY JET

Por su parte, la compañía Easy Jet ha querido aclarar que "transporta cada día a más de 1.000 pasajeros con movilidad reducida. Sólo menos de un 1% de éstos necesitan volar acompañados por su seguridad". Asimismo, afirma que "no permite volar a ningún pasajero que no pueda llegar a la salida de emergencia por sí solo. Los pasajeros que necesitan silla de ruedas y no pueden caminar, ponerse de pie o moverse por la cabina sin ayuda, deberán volar con un acompañante adulto que pueda hacerse cargo de sus necesidades.

En el caso concreto de Francisco Garrido, la compañía aérea manifiesta: "Aunque viajaba acompañado de su mujer, sostuvo que su acompañante no podría hacerse cargo de él si hubiera una emergencia, por lo que la compañía le ofreció incluir una segunda persona en la reserva sin cargo adicional, solución que el pasajero desestimó. Al no cumplir los estándares de seguridad de la compañía, se canceló la reserva, reembolsándole el dinero y además se le ofreció abonarle la diferencia de tarifa por la contratación del vuelo con otra compañía. EasyJet lamenta los inconvenientes ocasionados".