Está usted en: Noticias -> Actualidad

Plazo de cuatro meses para presentar un informe con las nuevas ayudas

El Gobierno ampliará las subvenciones para los Centros Especiales de Empleo

El Pleno del Congreso de los Diputados ha aprobado por unanimidad una moción del PNV, enmendada por el PP, que insta al Gobierno a mejorar las subvenciones para mantener los puestos de trabajo de los Centros Especiales de Empleo. La moción es consecuencia de una interpelación urgente que el diputado del PNV Emilio Olabarría formuló el pasado 22 de febrero a la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

En concreto, el texto aprobado  pide al Gobierno que presente en esta misma Cámara y en el plazo de cuatro meses, un informe de evaluación de ampliación de la subvención para el mantenimiento de puestos de trabajo en Centros Especiales de Empleo, "reconociendo especialmente a las personas con discapacidad severa y proponiendo medidas de discriminación positiva".

Igualmente, la moción aboga por que se procure mantener el 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) en el marco de la disponibilidad presupuestaria para los colectivos "con especial dificultad" que trabajen en Centros Especiales de Empleo sin ánimo de lucro.

Además, insta al Gobierno a "continuar realizando políticas, de acuerdo con el CERMI, que posibiliten la convergencia del empleo protegido y de los Centros Especiales de Empleo hacia tasas medias de la OCDE".

EL DEBATE

En el debate parlamentario celebrado en el Pleno, Olabarría afirmó que la iniciativa es un "último grito" para mantener a estos centros, que dan trabajo a unas 56.000 personas con discapacidad, algo en lo que coincidió el Grupo Parlamentario Catalán, que, en boca de su diputado Carles Campuzano, calificó la propuesta de "oportuna" y "acertada".

Es, incidió Campuzano, "imprescindible" que la Cámara Baja vote a favor de la moción, pues defiende la continuidad del empleo de muchas personas con discapacidad en tiempos de crisis, muy difícil de recuperar cuando vuelva la bonanza.

Según afirmó en su intervención el diputado Popular Francisco Vañó, su grupo está también de acuerdo "con la filosofía" de la moción, sobre todo en el punto de buscar medidas de discriminación positiva para el empleo de las personas con discapacidad.

Por su parte, María Virtudes Monteserín, del PSOE, coincidió con los intervinientes anteriores en que la proposición planteada por el PNV es "importante" y "necesaria" para mantener el empleo de muchos ciudadanos con discapacidad. Además, es, añadió, "una moción preventiva" ante la reforma laboral del Gobierno.

Tanto La Izquierda Plural, como el Grupo Mixto, dieron también su "apoyo decidido" a la propuesta impulsada por el PNV y enmendada posteriormente por el PP para mejorar la integración laboral de las personas con discapacidad.

En el texto, el Grupo Vasco explica que el decreto 10/2011, de 26 de agosto, de medidas relacionadas con el fomento del empleo, suprimió la ayuda del 75% del SMI concedida a estos centros por cada contratación.

Además, la moción argumenta que España ocupa uno de los últimos lugares de la OCDE en la atención al trabajo protegido a través de los Centros Especiales de Empleo de iniciativa social.

CERMI APOYA LA MEDIDA

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) ha expresado su satisfacción por la decisión del Congreso de los Diputados, por unanimidad de todos los grupos parlamentarios, de instar al Gobierno a elevar las ayudas que reciben los centros especiales de empleo, como medida de choque en estos momentos de crisis para mantener el empleo de personas con discapacidad.

La moción aprobada por el Congreso, a iniciativa del Grupo Parlamentario Vasco-PNV, emplaza al Ejecutivo a aumentar la cuantía de la subvención que el Estado concede por cada trabajador con discapacidad empleado en un centro especial de empleo, que ahora está fijada en un 50% del salario mínimo interprofesional (SMI).

El acuerdo de la Cámara Baja plantea elevar esa ayuda hasta el 75% del SMI para los trabajadores con discapacidad con especiales dificultades de inserción pertenecientes a centros especiales de empleo sin ánimo de lucro.

Esta medida, demandada por el sector de la discapacidad, se inscribe en las propuestas del Cermi y de Feacem para adoptar un plan de choque a fin de mantener y mejorar el empleo de personas con discapacidad en los centros especiales de empleo, como medida extraordinaria para contrarrestar los efectos de la crisis en el ámbito del empleo protegido de iniciativa social.


El Cermi espera que "este mandato político del Legislativo se traduzca pronto en una medida operativa aplicable a los centros especiales de empleo de iniciativa social".