Está usted en: Noticias -> Actualidad

La nueva sede será inaugurada en el segundo semestre de 2012

Empleados de Repsol identifican barreras arquitectónicas en el entorno de su nueva sede

Más de cien empleados de Repsol han ayudado a identificar barreras arquitectónicas en el entorno cercano a su nueva sede --ubicada en Madrid--para que sea 100 por ciento accesible, tras realizar un curso impartido por la Fundación ONCE. Así, tras localizar y documentar estas barreras, la compañía realizará las gestiones necesarias para que sean remediadas.

La nueva sede de la compañía, que será inaugurada en el segundo semestre de 2012, contará con accesibilidad universal, para que pueda ser utilizada de manera segura, autónoma y confortable por todas las personas, sea cual sea su circunstancia particular, marcando "un hito para la integración de personas con discapacidad y dando un paso más hacia una sociedad más inclusiva", ha señalado la entidad.

Para poder determinar las condiciones objetivas de la accesibilidad a los requerimientos de diferentes usuarios con diversas capacidades en el proyecto Campus, se ha elegido la metodología recogida en la UNE 170001-1, por ser la más completa y exhaustiva. Además, Repsol ha adaptado hasta la fecha más de 500 gasolineras de su red en España y ha inaugurado la primera estación de servicio del mundo que cuenta con la doble certificación de accesibilidad universal (por AENOR) y en sostenibilidad de edificios (por BREEAM).

La compañía trabaja también de forma activa desde 2005 en la integración de personas con capacidades diferentes, facilitando su incorporación en plantilla y la formación necesaria, así como la sensibilización del resto de los empleados. En junio de 2011 firmó con la ONCE y su Fundación un Convenio Marco de Cooperación para intensificar su colaboración y desarrollar nuevas actuaciones en materia de accesibilidad, integración laboral y acceso a la universidad de personas con discapacidad.

En la actualidad, Repsol cuenta en España con 400 personas con capacidades diferentes en su plantilla, el 22 por ciento en puestos técnicos cualificados. Asimismo, sólo en el año 2011, más de 6.000 empleados han recibido cursos de sensibilización para favorecer la integración de personas con discapacidad.