Está usted en: Noticias -> Actualidad

Más de 17 millones de espectadores

Arrasa en Francia la película "Intocables", con un tetrapléjico de protagonista

La producción francesa de películas batió este 2011 de nuevo récords de audiencia, confirmando así el buen momento que atraviesa el séptimo arte del otro lado de los Pirineos. La auténtica novedad, además, fue que ese exitazo multimillonario de público se jugó gracias a unas cuantas películas cuya baza no era un presupuesto o director norteamericano, sino su contenido: apostaban fuertemente y sin complejos por una crítica social indirecta del sarkozysmo a base de utopía, ensueño y comedia.

"Intocables" es ya un fenómeno sociológico que supera los 17 millones de entradas. Pone en escena a François Cluzet como un multimillonario tetrapléjico de la aristocracia más rancia del distrito VII de París. 

A causa de un equívoco, contrata a un joven arrabalero acostumbrado a los trapicheos de la Banlieue y atraído por el lujo. Ambos entablarán una amistad condenada por los ricos, y la película se transforma en una utopía y fábula social, reivindicada como tal.

Según informa "Público", la revista multinacional "Variety" (y algunos emuladores de la prensa del centro de París) no comprendieron nada y, por supuesto, calificaron de "racista" la cinta.

Simplemente porque no alcanzan a comprender que, efectivamente, este es un país cuya sociedad civil juega y explosiona sin complejos todos los estereotipos. Empezando por el del blanco con remilgos y el revolucionario de salón.