Está usted en: Noticias -> Actualidad

Manifiesto contra los recortes sociales

Día Europeo de las Personas con Discapacidad

El Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI Estatal) ha elaborado el manifiesto ‘No a los recortes, por los derechos sociales y la continuidad y estabilidad de la discapacidad’, con motivo del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, que se celebra el 3 de diciembre de 2011.

En este sentido, el manifiesto llama la atención sobre la exclusión social que sufren las personas con discapacidad y sus familias e indica cómo la crisis económica incide más y tiene un mayor impacto sobre ellas. Por ello, ante el peligro o riesgo de retroceso de las “aún precarias conquistas sociales y de derechos obtenidas, gracias a la lucha del movimiento social de la discapacidad”, el CERMI sostiene que “estos avances deben ser mantenidos a toda costa como logros irrenunciables y no son susceptibles de reducción o recorte”.

“Los poderes públicos han de preservar ese nivel de derechos y apoyos e incrementarlo con políticas y legislaciones enérgicas de inclusión”, mantiene.

En cuanto a los recortes sociales en el ámbito de la discapacidad, el CERMI recuerda cómo éstos “debilitan los niveles de inclusión social conseguidos con tanto esfuerzo en los últimos tiempos y pueden originar un proceso progresivo de desmantelamiento de recursos y apoyos de consecuencias impredecibles para el bienestar social de las personas con discapacidad y sus familias”.

Por otra parte, el CERMI pide un compromiso “firme” por parte del nuevo Gobierno central y autonómicos con respecto a los objetivos de inclusión de las personas con discapacidad y de sus familias, mediante el desarrollo de legislaciones, políticas, estrategias y decisiones reforzadas que mantengan la discapacidad en puestos relevantes y permanentes de la agenda política.

“La crisis económica y social no puede servir de coartada o pretexto para detener las políticas públicas de discapacidad ni para reducir los derechos sociales o la intensidad de apoyos y recursos que deben recibir las personas con discapacidad para asegurar su proceso de inclusión en la comunidad y un nivel de vida digno”, añade.

El manifiesto del CERMI también hace referencia a la lucha por una “auténtica” autonomía personal de las personas con discapacidad, para lo que solicita un impulso político y presupuestario “decidido” para consolidar “definitivamente” un nuevo dispositivo de protección social que tiene que dar una cobertura suficiente y digna a enormes necesidades sociales aún sin respuesta.

Además, el CERMI advierte que la superación de la actual crisis económica y de empleo que sufren las personas con discapacidad y sus familias “no puede pasar por la salida fácil de recortar o suprimir los derechos y prestaciones de carácter social”.

También recuerda que la forma de abordar la discapacidad es el enfoque de los derechos sociales, que tiene su plasmación política y jurídica en la Convención de la ONU. Por ello, pide una “permanencia” de esta visión, desde las legislaciones, políticas y acción pública hacia las personas con discapacidad, así como que en la próxima legislatura, continúa, “habrá que aprobar un nuevo bloque legislativo de adaptación y ajustes normativos a la Convención”.

Otro aspecto que recoge el manifiesto del CERMI es la movilización cívica, con la que el Comité expresa que actuará para impedir y contrarrestar la adopción de medidas que vayan en contra de la inclusión y la protección social de los grupos ciudadanos más vulnerables, alertando, movilizando y activando sus estructuras y su capacidad de influencia y presión para la consecución de estos objetivos.

Por último, el CERMI hace referencia a la coparticipación, es decir, para el Comité, actualmente, los poderes públicos y los gobiernos deben contar activamente con los movimientos sociales, como el de la discapacidad, en la preparación, diseño, implantación y seguimiento de las medidas que hayan de adoptarse para afrontar la crisis, a fin de que éstas surjan con la legitimidad ciudadana imprescindible.