Está usted en: Noticias -> Actualidad

Un 5 por ciento de los taxis debe ser accesibles en 2017

Fundación ONCE y CERMI presentan el Libro Blanco del Eurotaxi

La Fundación ONCE y el CERMI han presentado en Málaga el Libro Blanco del Eurotaxi “Un taxi para todos”, un documento que analiza los principales problemas detectados por los agentes implicados en este sector y las líneas de actuación propuestas para la implantación del taxi accesible en todos los municipios.

El acto ha contado con la presencia del alcalde de Málaga, Francisco de la Torre; la representante del IMSERSO, Elena Martín-Asín; el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán; el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, y el director de Accesibilidad Universal de Fundación ONCE, Jesús Hernández, encargado de exponer el contenido del documento.

Según ha explicado Hernández, el objetivo del Libro Blanco del Eurotaxi presentado ha sido el de analizar un proyecto pionero impulsado por Fundación ONCE con la colaboración del IMSERSO para conseguir un servicio del taxi normalizado. “Veinte años después del inicio del proyecto”, ha señalado Hernández, “nos preocupa la situación de este servicio que no se acaba de consolidar de una manera sostenible”.

En concreto, se ha referido a la normativa que prevé que la implantación del taxi accesible alcance un 5% del total de las flotas de taxis en 2017, lo que supondrá aproximadamente quintuplicar la cifra de los existentes en la actualidad. Según ha reconocido, en la actualidad sólo Palma de Mallorca alcanza ya ese 5% mientras que el resto de municipios están muy por debajo con una media nacional que se sitúa en el 1%.

El documento responde a la apuesta de Fundación ONCE por mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad, cuestión para la que considera imprescindible seguir impulsando el transporte accesible y, en particular, la modalidad del taxi para todos o eurotaxi.

En este sentido, el libro recapitula lo actuado, analiza la perspectiva de los distintos agentes y describe las estrategias que permitan posicionar al servicio del taxi accesible en España entre los más competitivos y sostenibles de Europa.

En concreto, las desventajas o problemas que perciben los usuarios tienen que ver con la dificultad en la solicitud del servicio, el precio, el elevado tiempo de espera debido a la escasez de flota y la falta de homogeneidad del servicio de un municipio a otro.

Por su parte, la industria ve con preocupación los sistemas de homologación, la seguridad y comodidad de los habitáculos y los costes de las adaptaciones. El desconocimiento de la normativa y la falta de formación e información son otras de las deficiencias que recoge el documento.

Por todo ello, el Libro Blanco establece una serie de propuestas de mejora que pasan, en primer lugar, por la creación de un sistema de registro de datos sobre la flota de taxis accesibles. Medidas económicas que faciliten su uso, mediante bonotaxis o incentivos; sistemas de comunicación accesibles para la solicitud del servicio; ventajas económicas y beneficios fiscales dirigidos a los profesionales del taxi; mejoras en la explotación de cada licencia de eurotaxi, y actuaciones de fidelización, son otras de las líneas de trabajo.

Por último, también se recoge la necesidad de poner en marcha campañas de formación para los profesionales y de información y concienciación a los usuarios para tratar de aumentar la demanda de este servicio que, según ha recordado Jesús Hernández, puede ser muy útil para toda la ciudadanía y no sólo para personas mayores o con discapacidad.

Tras la presentación, el vicepresidente ejecutivo de Fundación ONCE, Alberto Durán, se ha referido a la publicación de este Libro Blanco como una oportunidad de recordar a todos cuál es la situación siete años antes de que se cierre el plazo legal, “con mucho margen de maniobra para que se tomen soluciones y que nadie se quede en fuera de juego”. “Si no se hace nada no cumpliremos en 2017. Se ha avanzado mucho en transportes pero todavía queda mucho por mejorar para que el derecho a la movilidad de las personas con discapacidad no se quede en algo recogido en una norma”, ha insistido.

En la misma línea se ha manifestado el presidente del CERMI, Luis Cayo Pérez Bueno, quien ha asegurado que el balance actual “tiene claroscuros”. Según él, se ha avanzado “al ralentí”, y a ese ritmo no se llegará al cumplimiento en 2017. En su opinión, es necesario ser “más ambiciosos” y apostar por un taxi para todos. “Llegar a lograr que todos los taxis sean accesibles desde el principio olvidándonos de cuotas”.

Por último, el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, ha señalado que este documento es “una oportunidad para hacer una reflexión y tomar un impulso que lleve a la posibilidad de tener un taxi para todos. Este es el mensaje para que el usuario lo conozca y lo demande, también para la industria y todo el sector”, ha concluido.

La elaboración del Libro Blanco del Eurotaxi ha contado con la colaboración de la FEMP (Federación Española de Municipios y Provincias) y del IMSERSO. En representación de este último ha acudido al acto Elena Martín-Asín, quien ha mostrado su deseo de que este documento sea de gran utilidad para desarrollar y fomentar este servicio.