Está usted en: Noticias -> Actualidad

Convenio con diez universidades públicas

La Junta de Andalucía facilita la matriculación a universitarios con discapacidad

   El consejero de Economía, Innovación y Ciencia, Antonio Ávila, y las consejeras de Hacienda y Administración Pública y para la Igualdad y Bienestar Social, Carmen Martínez Aguayo y Micaela Navarro, respectivamente, han firmado este lunes un convenio de colaboración con las diez universidades públicas andaluzas para facilitar y agilizar el acceso a los datos de familias numerosas y personas con discapacidad con derecho a disfrutar de beneficios en los centros universitarios de la comunidad andaluza.

   En virtud de este convenio, que tiene una vigencia indefinida, las universidades públicas andaluzas podrán acceder y utilizar los servicios telemáticos de datos de familias numerosas y de personas con discapacidad, de los que es titular la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social y que están disponibles en la Plataforma de Sustitución de Certificados en Soporte Papel (SCSP), desarrollada por la Consejería de Hacienda y Administración Pública.

   Así, al igual que ya ocurre en el proceso de escolarización de los estudiantes no universitarios, este alumnado no tendrá que aportar una copia del documento acreditativo de su condición de persona con discapacidad o de integrante de una familia numerosa en los trámites que realice con la Junta de Andalucía o con las universidades públicas andaluzas. Basta, según ha explicado en rueda de prensa Martínez Aguayo, con que la persona interesada "dé su conformidad y permiso" a la Administración pública para que ésta requise sus datos, tal como establece la Ley Orgánica de Protección de Datos de Carácter Personal.

   Con esta nueva medida, ya vigente en las universidades andaluzas para el actual proceso de matriculación, se avanza en el concepto de Administración electrónica y, tal y como ha recordado la consejera para la Igualdad, también en la defensa del medioambiente, ya que permitirá reducir los impresos en formato papel.

   No en vano, Aguayo ha destacado que, solo en 2010, la Plataforma de Sustitución de Certificados en Soporte Papel ha conseguido que más de dos millones de certificados no se hayan tenido que imprimir en papel.

   A las Universidades públicas andaluzas también se les facilita el trabajo "y el papeleo". Según la rectora de la Universidad de Málaga, Adelaida de la Calle --que ha actuado de portavoz de los diez rectores de las universidades públicas andaluzas--, la implantación de esta medida supone "un paso más en el concepto de interrelación e interactividad entre Administraciones" que podrá beneficiar, aproximadamente, a un diez por ciento de los estudiantes universitarios de Andalucía.

MÁS ALUMNADO UNIVERSITARIO CON DISCAPACIDAD

   Al hilo, Navarro ha querido señalar que la presencia de las personas con discapacidad ha aumentado progresivamente en las universidades andaluzas, de tal modo que en el pasado curso (2010-2011) se matricularon 3.126 estudiantes con alguna discapacidad, es decir, más del doble que en el curso 2006-2007, cuando se inscribieron 1.310.

   Por provincias, en los centros universitarios de Almería se matricularon 157 personas con discapacidad el pasado curso, 444 en Cádiz, 164 en Córdoba, 521 en Granada, 161 en Huelva, 187 en Jaén, 699 en Málaga y 793 en Sevilla.

   Además, la consejera ha recordado las personas con un grado de discapacidad igual o superior al 33 por ciento disponen en la Universidad de una reserva del tres por ciento de plazas. Igualmente, disfrutan de una gratuidad total en las tasas y precios públicos en las matrículas para la obtención de titulaciones oficiales y pueden solicitar la adaptación de materias o prácticas a la limitación de una discapacidad, para lo cual las universidades cuentan con sistemas tecnológicos de apoyo.

BONIFICACIONES PARA FAMILIAS NUMEROSAS

   Por otro lado, en Andalucía, hay registradas cerca de 90.000 familias numerosas, de las cuales en torno al 90 por ciento tiene el título en la categoría general y el diez por ciento restante disfruta de la categoría especial, que se cataloga así en función del número de hijos o hijas (a partir de cuatro) y de los ingresos económicos que perciben, por debajo del 75 por ciento del IPREM.

   Las familias numerosas de la categoría general se benefician de una reducción del 50 por ciento en el pago de la matrícula y las tasas universitarias, mientras que las de la categoría especial no tienen que pagar nada, ya que disfrutan de una bonificación del "cien por cien".