Está usted en: Noticias -> Actualidad

En el mercado de trabajo general esta cifra se reduce al 2,1%

El 9% de los empleados del Tercer Sector son personas con discapacidad

El Tercer Sector de Acción Social (TSAS) se alza como un actor importante en la inserción laboral de las personas con discapacidad, en el que representan el 9,1% del total de trabajadores remunerados, una cifra 7 puntos mayor que el 2,1% del total de personas discapacitadas empleadas, cuyo número asciende a 419.300.

Este porcentaje apenas supera la cuota de reserva del 2% para trabajadores con discapacidad en empresas públicas o privadas que empleen a 50 o más trabajadores y de políticas de incentivos económicos y fiscales a la contratación, según informa la Fundación Luis Vives.

Frente a los datos totales, una de cada tres entidades del TSAS cuenta al menos con una persona con discapacidad en su plantilla, aunque la proporción varía según el tipo de entidad, el campo de actuación, los ingresos disponibles y la financiación predominante.

Así, la presencia de este colectivo destaca en entidades que centran su actuación en el campo de la Integración (49,3%) y la Acción Social (31,6%). Dentro de ellas, la ONCE constituye un caso especial, donde ocho de cada diez trabajadores tiene alguna discapacidad.

En las entidades con ingresos superiores al millón de euros las personas con discapacidad representan el 8,8% de su plantilla, si bien la mayor proporción se encuentra en las organizaciones con un volumen presupuestario inferior a 30.000 euros, donde el 16,1% de los trabajadores tiene algún tipo de discapacidad.

Además, muchas entidades disponen de centros asociados, empresas de inserción y centros especiales de empleo para estas personas. Es en estos últimos donde se han realizado el 64,2% de los contratos a personas discapacitadas.

Crecimiento de la contratación pese a la crisis

La contratación de personas con discapacidad ha crecido en un 8,6% durante el primer semestre de 2011, en el que se han realizado 32.261 contratos frente a los 29.607 del mismo periodo del año anterior. Sin embargo, en cuanto a la contratación total, este crecimiento se reduce al 1,8%, lo que confirma una evolución positiva en la inserción laboral de personas con discapacidad.

Al mismo tiempo, las personas con discapacidad suponen el principal colectivo beneficiario del sector. Casi la tercera parte (29,5%) de los beneficiarios totales de la actuación de estas entidades son personas con discapacidad, especialmente en lo relativo a programas de inserción socio-laboral, cuyos resultados revierten en el TSAS al incorporar a estas personas a su plantilla.