Está usted en: Noticias -> Actualidad

Es parapléjico a causa de un atentado

El ministro alemán de Finanzas reconoce sus dudas personales ante la crisis

En una entrevista a la revista ""Stern, el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, explica que la crisis económica ha sido una guerra de nervios que le producía mucha adrenalina, y que le hizo cuestionarse si estaba preparado psíquicamente para resolverla.

Se le considera la persona más influyente de Europa a escala financiera. Wolfgang Schäuble, ministro alemán de Finanzas, ha concedido una entrevista a la revista Stern en la cual vuelve a hacer de Pepito Grillo de la economía europea.

En dicha entrevista confiesa que a veces se enfada mucho cuando ve lo que está pasando en la economía europea. La crisis le ha pasado factura. "Por supuesto que a veces me enojo", dice, "pero en Política, las decisiones fundamentales no se pueden tomar en un segundo". Schäuble admite que la presión de la actualidad le produce altas dosis de adrenalina, y que a veces, en medio de la crisis, él mismo se hacía la pregunta: "¿Puedes aguantar esto? ¿Estás física y psíquicamente preparado?". Y él mismo se respondía: "Sí, claro".

Schäuble se refiere al periodo en que estuvo convaleciente, justo cuando se desataron los peores días de la crisis sobre el euro, en mayo de 2010. "Pero eso ya ha pasado", afirma. Ahora bien, no tiene piedad para los países que superen el nivel de deuda establecido. "La integración [europea] debe proseguir, y si un estado tiene problemas y es rescatado, debe ceder una parte de su soberanía a la UE", afirma Schäuble, quien siempre suele aparecer en las fotos de la prensa amonestando a sus colegas de la UE.

Parapléjico desde que sufriera un atentado, Schäuble es realmente la voz económica detrás de Angela Merkel, la canciller alemana. Desde que fue nombrado ministro de Finanzas en 2009, ha tratado de apretar el cinturón a los países de la Zona Euro, razón por la cual Alemania ha recibido duras críticas, incluso del Banco Central Europeo.

"Nosotros no criticamos al BCE. Lo respetamos. Pero este trato también debería de existir de la otra parte", dice en la entrevista.

Al final de la entrevista el ministro alemán confiesa que una de sus obsesiones es explicar a la gente joven el camino del futuro. "No puedo decirle a la gente joven que la unificación europea se basa en que no haya más guerras mundiales entre los alemanes y los franceses.En el futuro no habrá más guerras como la Primera Guerra Mundial o la Segunda. Habrá otros lugares conflictivos del mundo, habrá otros tipos de crisis. Y serán dramáticas. Sin embargo, la mejor receta es la integración europea".