Está usted en: Noticias -> Actualidad

Gracias al acuerdo ONCE y su Fundación y la JMJ

La próxima visita del Papa a España, libre de barreras

La ONCE dedica cinco millones de cupones del próximo día 20 de agosto a la visita del Papa Benedicto XVI a España con motivo de la celebración de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), que se celebra entre los días 16 y 21 de agosto. La Organización se suma así al evento, que será además la primera JMJ accesible para peregrinos con discapacidad en la historia de estas jornadas mundiales.

La réplica del cupón fue entregada hoy por el presidente de la ONCE y su Fundación, Miguel Carballeda, al presidente de la Conferencia Episcopal, Monseñor Rouco Varela, con quien departió sobre el trabajo de ambas instituciones para lograr que la celebración de la JMJ en España se convierta en la primera Jornada Mundial de la Juventud que es completamente accesible para los más de 5.000 peregrinos con discapacidad que llegarán a Madrid.

La ONCE y su Fundación y la JMJ firmaron hace varios meses un acuerdo para impulsar la accesibilidad de las jornadas y que todos estos peregrinos puedan participar en igualdad de condiciones con el resto de jóvenes del mundo, trasladando una imagen moderna y positiva de España, dado el millón de visitantes extranjeros que espera reunir el evento.

Como resultado del acuerdo, la ONCE y su Fundación ha facilitado la accesibilidad de la web, la captación de voluntarios entre los trabajadores de la ONCE, la realización de cursos de formación de voluntarios para la atención a personas con discapacidad, la difusión de la programación y objetivos de la JMJ, una visita cultural al Museo Tiflológico de la ONCE y la conmemoración del evento en el cupón del sábado 20 de agosto.

Además, se ha evaluado la rotulación y accesibilidad para personas con discapacidad en general, y personas ciegas y con deficiencia visual grave en particular, tanto de las instalaciones en las que se celebrará el encuentro con su Santidad como de los alojamientos para los peregrinos, y se ha ofrecido a personas con discapacidad que también puedan participar como voluntarios.

800 peregrinos en el Colegio de la ONCE

Además, la ONCE y su Fundación han realizado propuestas de alojamiento que sean accesibles. Así, la ONCE ha puesto a disposición de la organización su Centro Deportivo y Cultural del madrileño Paseo de la Habana para alojar a 800 peregrinos franceses, de los cuales más de 200 tienen discapacidad intelectual y 60 de ellos están en silla de ruedas..

Igualmente, se ha comprobado la accesibilidad y se ha mejorado en los más de 150 actos que recoge la “Guía del peregrino” como posibles actividades a realizar en la capital durante los días de la jornada.

Por otra parte, la ONCE y su Fundación abren sus instalaciones para mostrar el museo Museo Tiflológico de la ONCE, Visita al Museo Tiflológico, diseñado para que las personas ciegas puedan ver y tocar las obras que allí se exponen. Mientras, voluntarios de la empresa Vía Libre de Fundosa, especialista en accesibilidad, mantendrán un taller de asistencia y reparación de sillas de ruedas para aquellos peregrinos que pudieran necesitarlo.

En el capítulo del voluntariado, además de propiciar el conocimiento interno de los empleados de la ONCE y su Fundación para favorecer la captación de voluntarios con o sin discapacidad, se ha formado específicamente a 500 voluntarios de los 20.000 que participarán en el evento, para que puedan atender adecuadamente a los peregrinos con discapacidad.

Igualmente, del 16 al 19 de agosto se abrirá la carpa “Discapacitados para el amor”, que se ubicará en el madrileño Parque del Retiro, y que contará con más de una decena de escenarios en los que diferentes organizaciones del movimiento de la discapacidad facilitarán información a los visitantes.

Cupón conmemorativo

Y a todo ello se suma la emisión de un cupón conmemorativo de la Jornada Mundial de la Juventud 2011, lo que significa la distribución por todo el territorio nacional de cinco millones de unidades con una ilustración relativa al evento, en manos de los más de 21.000 vendedores de la ONCE, todos con discapacidad.