Está usted en: Noticias -> Actualidad

CERMI reclama a la Comisión Europea sanciones severas para las aerolíneas que vulneren los derechos de las personas con discapacidad

Pues bien, 14 años después el Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad (CERMI) vuelve a denunciar ante la Comisión Europea las limitaciones y carencias que presenta esta normativa, y ha planteado la reforma urgente del marco de derechos de los pasajeros aéreos con discapacidad. Y ello, “por ser claramente insuficiente para proteger la libre movilidad de las personas con discapacidad en el transporte aéreo”. Según el CERMI, las carencias que presentaba el Reglamento no solo no se han subsanado, sino que se han agravado, perjudicando aún más los derechos de las personas con discapacidad.
Este organismo destaca una serie de puntos del Reglamento que habilitan a las compañías aéreas a conculcar los derechos de los pasajeros que presentan alguna discapacidad o movilidad reducida. Estas prácticas colocan a las personas discapacitadas en una posición discriminatoria, privándoles de los derechos de cualquier otro pasajero: “Como déficits más relevantes de la regulación actual, que deben ser derogados, están la posibilidad que se concede a las compañías aéreas de denegar el embarque a pasajeros con discapacidad alegando razones de seguridad y la potestad de exigir que un pasajero con discapacidad viaje necesariamente acompañado, debiendo asumir este el coste del acompañante”. A la hora de recibir asistencia para el embarque, las personas con discapacidad o movilidad reducida deben cumplir con el requisito del preaviso, dispuesto por la legislación europea. Esto no hace más que acentuar la discriminación, ya que cualquier otro pasajero puede solicitar estos servicios sin necesidad de preaviso alguno. Otros de los aspectos a reformar que demanda el CERMI, es el relativo a las indemnizaciones en caso de pérdida o deterioro de puntos de apoyo, así como la sustitución de estos: “el CERMI también considera que la reforma del Reglamento vigente tiene que establecer nuevos criterios de indemnización, conforme a su valor real, en el caso de pérdida o deterioro de productos de apoyo como sillas de ruedas, andadores, etc., así como la obligación de proveer de elementos sustitutorios para que la autonomía personal del pasajero con discapacidad no se vea afectada por las negligencias de las compañías”. En lo que se refiere concretamente a la estancia en el avión, el CERMI reclama que las compañías se vean obligadas a colocar asientos adaptados a personas con movilidad reducida, a fin de facilitar su acceso y desenvolvimiento: “la plataforma española de la discapacidad demanda a la Comisión Europea que la futura regulación obligue a las compañías a situar los asientos destinados a pasajeros con movilidad reducida en las ubicaciones más cómodas para su mejor acceso y desenvolvimiento dentro de la aeronave”. A mayor énfasis, en muchos supuestos las personas con discapacidad no tienen acceso a la información sobre seguridad e incidencias recibidas en el interior del avión. Tampoco pueden disfrutar de la información relativa a los distintos programas y emisiones de entretenimiento puestas a disposición de los pasajeros. Nos encontramos así ante derechos básicos de cualquier pasajero, los cuales, no pueden ser disfrutados por las personas con movilidad reducida. Por último, pero no menos importante, como culmen a la reforma demandada por esta plataforma, se propone la creación de un régimen sancionador común lo suficientemente severo como para disuadir a las compañías aéreas de realizar prácticas que vulneren los derechos de las personas con discapacidad o movilidad reducida. Veremos si estas reclamaciones llegan a su destino. El tiempo dirá y Europa proveerá.     https://okjuridico.okdiario.com/