Está usted en: Noticias -> Actualidad

Una encuesta de la Unidad de Lesionados Medulares de La Coruña

Solo el 16 % de los lesionados medulares vuelve a trabajar

La Unidad de Lesionados Medulares del Chuac (La Coruña) ha llevado a cabo una encuesta para conocer algo más del regreso a la vida de pacientes que, en los casos más graves, pasan hasta ocho meses hospitalizados antes de poder retornar a su entorno y vida cotidiana. Cuando lo hacen, a menudo es arrastrando importantes secuelas incapacitantes o en silla de ruedas. El estudio revela, entre otros datos, las dificultades para reincorporarse a la actividad profesional, ya que solo un 16 % de sus enfermos se reincorporan al mercado laboral.

«Estamos todavía muy lejos de los datos de otros países, en Europa están por encima del 25 %», subraya Sebastián Salvador de la Barrera, médico de la unidad y responsable del trabajo. El dato no es nada trivial, ya que «el nivel de satisfacción con su vida es mejor en las personas que sí tienen un empleo remunerado», recalca. Sin embargo, no hallaron en el sondeo diferencias significativas en inserción laboral en función del entorno de residencia, informa "La Voz de Galicia". 

«Tenemos que trabajar en este aspecto porque es positivo para las personas y todavía es muy bajo», insiste De la Barrera. Otro de los aspectos analizados fue la problemática psicológica asociada a haber sufrido una lesión medular, ya que «para un 15 %, incluso después de más de un año desde el trauma, eran muy importantes y condicionaban su calidad de vida, sus respuestas eran significativamente peores», explica antes de recalcar el interés por incrementar la atención en este terreno.

«Los médicos nos preocupamos siempre por temas como que estén bien sentados, no tengan úlceras, pero del estado anímico… hay que hacerlo más», añade el especialista.Para llevar a cabo el estudio, durante el primer semestre de este año realizaron una encuesta entre 106 pacientes de más de un año de evolución, aprovechando sus visitas a la consulta externa de enfermería de la ULM. La intención era «conocer los problemas más importantes que influyen en su calidad de vida y también si variaban en función de si vivían en un entorno rural, de población media o en la ciudad», señala el doctor. El 60 % de los encuestados residían en entornos urbanos o periurbanos y el 37 % en núcleos rurales.

Vida social

Como cabía esperar, la dependencia y los problemas de movilidad son los principales factores en la percepción personal sobre su calidad de vida, seguido por el manejo de la vejiga y los intestinos, el dolor y la espasticidad asociada a sus lesiones. «Sabíamos por estudios anteriores y encuestas internacionales que sentían tener una vida peor a la de la población sana, pero curiosamente no en lo que se refiere a la vida social», advierte Sebastián Salvador, que subraya que «las relaciones no constituyen una preocupación prioritaria ni para aquellos que, en teoría, podrían tener más dificultades por vivir en un núcleo de poca población».

También se preguntó a los pacientes sobre su grado de satisfacción con la atención sanitaria que reciben, tanto en la propia ULM del Chuac, como en Urgencias y en Atención Primaria. «Los resultados fueron satisfactorios, la consideraban buena o muy buena en todos los servicios, en nuestra unidad, y están muy contentos, en general, con la que les presta su médico de cabecera en su centro de salud».

En este sentido, subraya el experto que, frente a lo detectados en EE. UU., Canadá, Australia, o Suiza, donde «hay lesionados medulares que deciden cambiar sus domicilios -asegura- para poder estar más cerca de sus hospitales o centros de referencia», en el caso de los pacientes atendidos en A Coruña esto no sucede. «El 37 % viven en pueblos o zonas de baja densidad, y no se cambiarían de casa para estar más próximos», explica.

Para el paraplejista, el dato es en gran medida positivo, ya que refleja escasas dificultades de acceso a la atención sanitaria. No obstante, «tenemos que seguir mejorando la interrelación con los médicos más próximos al paciente, los de Atención Primaria», concluye.