Está usted en: Noticias -> Actualidad

Le preocupa la atención temprana, el empleo, los pagos a entidades, la mujer con discapacidad, la accesibilidad y la sombra de la crisis

Entrevista a Antonio Hermoso, nuevo presidente de CERMI Andalucía

Antonio Hermoso lleva toda la vida trabajando en el sector de la discapacidad y en estos días, cuando ya está incluso jubilado, asume la presidencia del CERMI andaluz con una ilusión de principiante que le mantiene alerta en todos los frentes. Su impulso es constante a la hora de organizar y avanzar en grupo, unidos, igual que lo hicieron cuando le eligieron presidente por unanimidad el pasado 29 de mayo. Le preocupa la atención temprana, el empleo, los pagos a entidades que ofrecen servicios, la mujer con discapacidad, la accesibilidad y la persistente sombra de la crisis, que tanto se llevó por delante y que permanece como amenaza o como excusa para todo.

¿Qué supone para usted, después de tantos años en el mundo de la discapacidad, una nueva responsabilidad como es la presidencia del CERMI andaluz?

Una gran ilusión, porque estoy acostumbrado a trabajar en condiciones de menor representatividad y donde cada cosa que se quiere conseguir cuesta la vida eterna y tengo la ilusión, aunque sea falsa, de que con el mismo esfuerzo, pero con un cargo de mayor responsabilidad, se puede ayudar más. El CERMI representa a toda la discapacidad y supone además la posibilidad de trabajar con el CERMI Estatal y otros CERMIS autonómicos y si entre todos conseguimos generar una dinámica de reivindicación o de consecución de mejoras para la vida de las personas con discapacidad, para mí sería bonito. 

¿Tiene claro cuáles serán las líneas de trabajo, por ejemplo, de puertas para dentro, en el propio CERMI Andalucía?
 

Quiero que sea absolutamente participativo y vamos a hacer lo que diga el grupo, que todo el se exprese, de hecho, ha sido siempre mi forma de trabajar y muchas veces se hacen cosas que yo no tenía pensado hacer. Por otra parte, CERMI Andalucía es una entidad algo endógena, no muy relacionada con la realidad exterior y ahora estoy ya hablando con los colegios profesionales de Educadores y Trabajadores sociales para compartir líneas de trabajo y voy a proponer estudios con las universidades, para que justifiquen o apoyen las reivindicaciones de los colectivos… No lo tengo muy definido, pero sí quiero que CERMI se encuadre en la sociedad y tenga conexión con toda la sociedad. 

¿Cuáles son los temas prioritarios que debe atender en su estrenada responsabilidad?

Hay un tema muy urgente, que no ilusiona la verdad, es una situación que nos ha sobrevenido y es incómoda. Por la dinámica de crisis económica de años anteriores y la falta de actualización de servicios, como el coste por plaza, las entidades han ido precarizando incluso la situación laboral de los trabajadores. Y ahora entra en vigor un convenio colectivo, que es bueno desde luego, que actualiza sueldos y paga a los profesionales mejor, eso está muy bien, pero se produce un contraste entre lo que cobramos y lo que pagamos por esos servicios y eso va a generar unos gastos importantes. Nosotros no nos vamos a poner en contra de un convenio que mejora la situación de nuestros propios compañeros, porque además hay que profesionalizar los servicios, sin embargo tenemos que encontrar dinero para pagar eso. Estamos en negociación con los actuales responsables de la Junta pero ahora el Gobierno de Andalucía está prorrogando presupuestos anteriores, no tienen margen para hacer incremento y tampoco hay convencimiento. El nuevo Gobierno argumenta que les parece injusto que después de cinco o seis años sin recibir de otro partido político, queramos que ahora sean ellos los que se hagan cargo.

En realidad el CERMI Andalucía seguramente lleva reclamándolo muchos años y está justificado que siga haciendo lo mismo, aunque haya cambiado el Gobierno, ¿no es así?

Claro, nosotros tenemos que hacerlo y ellos tienen que asumir que ha habido una situación de crisis económica que ha afectado a todos los sectores y no podíamos pensar que llegara al sector de la discapacidad, pero ha llegado, han llegado las carencias y las miserias, pero alguna vez hay que salir de eso y recuperar pasos. Además, no hay una red pública que dé respuesta a las necesidades de residencia y unidades de dia, y si no hay esa red pública no te puedes cargar la que han hecho las entidades. 

En los últimos años, la atención temprana ha sido una de las grandes batallas de CERMI Andalucía, que reclama, entre otras cosas, que las licitaciones del servicio se realicen mediante concierto social, ¿qué hay de esta reclamación?

Ahí está casi todo por decidir, cómo se van a hacer las convocatorias, qué se va a pagar… Tenemos que dar respuesta casi inmediata porque las entidades, por mucha voluntad y sacrificio que tengan, tienen un límite. Necesitamos llegar a acuerdos con la Administración y definir en qué marco nos movemos, pero hay muchos temas pendientes y el cambio de Gobierno también condiciona. Sin presuponer nada, ni bueno ni malo, lo cierto es que los actuales gobernantes en Andalucía no han mandado nunca y ahora mismo es como si tuviéramos que volver a empezar, casi a justificarnos y tenemos que explicarnos y aclarar que no tenemos ningún interés en pedir aumentos ni cosas por el estilo, tenemos interés en que haya una calidad en la prestación de servicios y si es la administración quien los presta y los presta bien, yo me retiro y tan amigos, pero no es el caso.

¿Qué reclama el CERMI Andalucía en cuestión de empleo para las personas con discapacidad?

Llevamos unos años en los que las políticas activas de empleo no se han convocado, o bien se han convocado con menos volumen y nos gustaría volver a la importancia que tuvieron en la época anterior a la crisis. Y todo esto ocurre, bien porque la crisis ha obligado a reducir gastos y acciones, o bien porque la crisis se ha utilizado de excusa para casi todo. Así se han amontonado muchos problemas y además ha habido un cambio de Gobierno y ahora hay que tener paciencia para que se establezcan y definan sus líneas políticas, pero al mismo tiempo el día a día es muy urgente y hay que dar respuestas.

Recientemente CERMI Andalucía hacía referencia a un “deterioro importante” en los últimos años de la Ley de Autonomía personal y atención a la dependencia, ¿cuáles son las principales carencias en esta normativa en la comunidad autónoma?

Está casi todo por hacer, siguen faltando muchas acciones, por ejemplo, no hay valoradores. Pero aquí no hay nada que sea al azar y claro, si no tengo dinero para prestar unos servicios, lo que hago es empobrecer la valoración, ralentizo las valoraciones para que no haya usuarios esperando un servicio. Y una reivindicación muy importante también es el asistente personal y no hay nada desarrollado en este sentido y eso es una inquietud fuerte desde todos los sectores de la discapacidad y queremos agilizar que se regule y se dote económicamente este servicio. 

El nuevo parlamento andaluz ha aprobado la creación de una Comisión permanente sobre Discapacidad, pero no tiene carácter legislativo. ¿Qué esperanzas alberga el CERMI Andalucía en esta comisión?

Queremos tratar de modificar ese carácter pero todavía no hemos acudido a la comisión porque la han creado hace dos días. No tenemos muchas esperanzas, pero es otro recurso que utilizaremos, todo suma y es otro espacio donde exponer nuestras necesidades, reivindicaciones, ilusiones y expectativas. Es una voz más y un espacio más. 

¿Cómo funciona el Pacto andaluz por la accesibilidad de 2012?

No ha servido para nada, y así lo expusimos en una reciente reunión con la consejera de Igualdad. Hablamos de que no nos gustaría que entrasen en la dinámica de aprobar normativas, porque en discapacidad casi hay un exceso de normativa y lo que no hay es un exceso de aplicación y queremos que empiece a cumplirse ya la ley. Creo que según lo hablado con la consejera, no se trata de modificar la normativa de accesibilidad, pero sí de introducir en la normativa un régimen sancionador mucho más duro y eso también está bien. 

En 2018 se creó un grupo de facebook para mujeres con discapacidad en Andalucía, cuyo fin era construir una comunidad en las redes sociales de mujeres con discapacidad de la región, ¿qué actividades promueve y cómo favorece el papel de la mujer con discapacidad?

Desde el propio CERMI hay un personal técnico más responsable, muy cualificado en ese terreno, muy bien conectado con el CERMI Estatal y tratando de desarrollar políticas de mujer con discapacidad. S han dado cursos y se trabaja también en normativa y además han empezado ya a trabajar en el segundo plan andaluz de género. Las personas responsables en políticas de género en Andalucía son muy profesionales y el CERMI Estatal, a su vez, está dando una luz y una orientación muy conveniente.

Entrevista publicada en el número 349 de "cermi.es"