Está usted en: Noticias -> Actualidad

Aumentan las lesiones por caídas

Bajan los ingresos por accidentes de tráfico en el Hospital de Parapléjicos

Los ingresos por accidente de tráfico han disminuido en 2018 en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo y han supuesto el 13,24 por ciento del total de ingresos en un centro que ha recibido 279 pacientes nuevos con lesión medular aguda y donde han aumentado las lesiones provocadas por caídas.

Según el balance del pasado año hecho público este martes por la Dirección Médica del Hospital de Parapléjicos, del total de nuevos ingresos con lesión medular aguda (184 hombres y 95 mujeres) los de traumatismos han representado el 51,5 % y las lesiones no traumáticas, enfermedades neurológicas con afectación de la médula espinal han supuesto el 48,5 %.

El total de ingresos en el centro, incluyendo los nuevos pacientes y las revisiones, ha sido de 1.174 personas.

Los traumatismos debidos a caídas han sido los más frecuentes (27,5 %), superando a los accidentes de tráfico, que han supuesto un 13,24 % del total de los ingresos, por debajo del 21,6 % de 2017.

Las caídas en la vía pública y en el hogar son los escenarios más comunes del trauma, pero hasta un 25 % de los accidentes por caída constan como accidente laboral y un 6 % ha tenido lugar durante la práctica de una actividad deportiva.

En Parapléjicos se han registrado en 2018 un 64 % de paraplejias, daños en la médula espinal a nivel dorsal, lumbar y sacro, frente al 36 % de tetraplejias o daños cervicales, y el 74 % de los ingresados tenían una afectación incompleta de la médula espinal frente a un 25,8 % en los que la médula espinal quedó totalmente dañada.

Al igual que en 2017, las enfermedades que han provocado lesión medular han sido principalmente los tumores, (11,4 %), según el balance anual, que indica que de los 32 casos 29 son tumores primarios y tres metastásicos.

Respecto a la edad el mayor porcentaje de ingresos ha sido entre 60 y 74 años (30,8 %), seguido de 45 a 59 años (24 %) y el 5 % han sido menores de 14 años.

Respecto a la procedencia de los ingresados el grueso procedía de Madrid (35,1 %), seguido de Castilla-La Mancha (23 %), Castilla y León (10,4 %), Murcia (7,9 %), Valencia (6,1 %) y Extremadura (5,7 %).