Está usted en: Noticias -> Actualidad

Voluntarios de Aspaym acompañan a los agentes

Lesionados medulares colaboran con la DGT para luchar contra las distracciones al volante

Las distracciones al volante causan un tercio de los accidentes en carretera, según la DGT. Para evitarlas, Tráfico realizó la campaña 'No corras, no bebas... No cambies de ruedas', en la que más de 30 voluntarios con lesión medular de la asociación ASPAYM tratrarán de concienciar a los conductores sobre el peligro de las distracciones.

Voluntarios con lesión medular víctimas de un accidente de tráfico acompañaron a los agentes en controles de alcoholemia aleatorios para dar información en primera persona sobre las consecuencias de las distracciones y cómo evitarlas.

“La Guardia Civil para a los coches y les pregunta antes si quieren recibir o no la información, porque no todas las personas quieren que alguien con una afectación por lesión medular de un accidente de tráfico les comente nada”, ha explicado a Servimedia Rubén Hernández, de Aspaym.

Una vez el voluntario se acerca al conductor, se entrega un tríptico con recomendaciones e información de la campaña: no utilizar el teléfono móvil al volante, respetar las señales o ponerse el cinturón de seguridad.

El papel de los voluntarios es “sensibilizar sobre estos problemas”, según Rubén Hernández. Para conseguir que llegue mejor el mensaje, los voluntarios explican en qué consiste la campaña, qué les ocurrió a ellos” y, de primera mano, “las consecuencias irreversibles y graves que pueden tener con un accidente de tráfico”.

“Nosotros somos personas que vamos en silla de ruedas que hemos tenido lesión de tráfico a través de alguna imprudencia", asegura Carlos Aguado, uno de los voluntarios.

"Que el mensaje lo transmita una persona que ha pasado por ahí, es muy positivo y muy impactante para ellos. Lo que creemos es que así podemos prevenir mucho más”, añade.

Según datos de la Dirección General de Tráfico, las distracciones al volante son una de las principales causas de siniestros en las carreteras: en 2017 provocaron el 33% de los accidentes mortales, por delante del exceso de velocidad (un 29%) y el consumo de alcohol (un 26%).

Infracción grave: 3 puntos y 200 euros de multa

La DGT informa de que un tercio de los españoles reconoce usar el móvil u otros dispositivos como GPS o tabletas en el coche, a pesar de ser una infracción grave que conlleva una multa de 200 euros y la pérdida de tres puntos. Tráfico estudia la posibilidad de aumentar las sanciones.

El uso del teléfono supone una disminución de la atención y un aumento del tiempo de reacción de hasta dos segundos, dependiendo de cada conductor. Según tráfico, la utilización del móvil mientras se conduce multiplica por cuatro las posibilidades de tener un accidente.