Está usted en: Noticias -> Actualidad

Aumentan en Sevilla las lesiones medulares por zambullidas

El suceso acaecido el pasado sábado en un concierto en Dos Hermanas en la queDiego F.A. de 22 años se lesionó gravemente el cuellopor tirarse de cabeza a un lago que no tenía profundidad ha hecho saltar las alarmas de los especialistas que asisten estupefactos al aumento de lesiones medulares por zambullidas que cada año se registra en jóvenes.

Andrés Muñoz Núñeez, neurocirujano del Instituto de Especialidades Neurológicas (Iensa), asegura que es un fenómeno, bastante frecuente en nuestro medio, que se presenta con terribles repercusiones para la salud, además de un alto coste social y familiar debido a la gravedad de las lesiones neurológicas que de él se pueden derivar. Se refiere a las lesiones medulares secundarias a las zambullidas, «la tercera causa de lesión medular traumática en nuestro medio, que afecta, principalmente, a varones jóvenes y cuya presentación clínica más frecuente es una lesión medular cervical completa».

Estima que en la provincia de Sevilla se registran unos 60 casos anuales y que de «todas esas lesiones raquimedulares, el 5% corresponden a zambullidas imprudentes en aguas poco profundas», informa "ABC".

Ese es un porcentaje preocupante, si se tiene en cuenta, además que la incidencia, según Andrés Muñoz Núñez, lejos de disminuir, aumenta cada año. Además, «la gran mayoría de los pacientes que son trasladados con lesiones de este tipo a los servicios de urgencias hospitalarios ya se presentan con un daño neurológico irreversible», aclara el experto. La lesión suele ser grave porque afecta a las vértebras cervicales.

«El daño neurológico derivado de este tipo de traumatismos —sigue el doctor— al afectar a la médula cervical, suele caracterizarse por un déficit de fuerza y/o sensibilidad en las cuatro extremidades. Si la lesión medular es completa, la más frecuente, puede conducir a un estado de tetraplejia que puede ir acompañado, en caso de lesiones medulares altas, de insuficiencia respiratoria por parálisis de la musculatura torácica implicada en la respiración».

El joven de Dos Hermanas sigue en la UCI del Virgen del Rocío, está estable, después de ser operado el sábado pasado de urgencia y en la actualidad se está valorando si tiene que volver a ser intervenido.

Recomendaciones

-Es conveniente conocer la profundidad de una piscina, un río o el mar, antes de lanzarse al agua.

-El bañista ha de zambullirse con los brazos situados en prolongación del cuerpo, de forma que se protejan el cuello y la cabeza.

-Si el agua está turbia y hay poca visibilidad es conveniente inspeccionar la zona para comprobar su profundidad y que no haya elementos sumergidos como rocas, árboles u otros objetos contra los que se puede impactar.

- En determinados lugares como ríos, lagos, playas o embalses los niveles del agua pueden sufrir variaciones por las mareas o debido a las aperturas y cierres de compuertas, por lo que es conveniente inspeccionar siempre la profundidad.

-No saltar de cabeza desde una altura considerable ya que una mala técnica de entrada al agua puede causar lesiones solo con el impacto sufrido al entrar en el agua.

-En el mar, si el bañista se lanza contra las olas debe comprobar que la profundidad del mar tras la ola es suficiente. Sólo es aconsejable zambullirse cuando la seguridad sea completa.

-Por último, conviene recordar que en caso de que se produzca un accidente y ante la necesidad de manipulación de la víctima, es primordial la inmovilización del cuello para evitar movimientos de la columna que pudieran agravar las lesiones neurológicas, así como avisar a un profesional para que efectúe el traslado. No se deben trasladar a centros sanitarios a víctimas de zambullidas que pudieran tener lesionada la columna vertebral en un vehículo utilitario dado que igualmente se podría producir un agravamiento de las lesiones.