Está usted en: Noticias -> Actualidad

El A-Ball acaba de ser reconocido por la Real Federación Española de Fútbol

Cómo pueden jugar al fútbol personas con movilidad reducida

Fue en los tiempos en que era futbolista profesional cuando Fernando Giner, recordado sobre todo por ser jugador del Valencia CF pero también del Sporting de Gijón, Hércules y Levante, empezó a darle vueltas a la idea de posibilitar que las personas con movilidad reducida pudieran jugar al fútbol.

Al acabar los entrenamientos, era ususal que muchos jóvenes se acercaran a los jugadores solicitando un autógrafo. En muchas ocasiones, entre ellos había personas que acudían a saludar a sus ídolos en silla de ruedas. Y Fernando Giner no paraba de preguntarse porqué esas personas tenian posibilidades de practicar otros deportes, pero no el fútbol, el deporte rey en nuestro país.

Finalmente, tras muchos años de trabajo y ayuda de expertos, como la empresa valenciana Ortoprono, dieron con el modelo de silla de ruedas adecuado para la práctica del fútbol. Y dieron también con el nombre de esta modalidad: el A-Ball, término que, además de hacer referencia al balón, se pronuncia como la palabra inglesa "able", es decir, "capaz".

Para la práctica de este deporte, los jugadores utilizan una silla de ruedas con un mecanismo en la parte frontal que se activa con las manos: dos palas que sustituyen las acciones que se realizan con los pies, como el control, el pase y el golpeo.

El A-Ball acaba de ser reconocido por la Real Federación Española de Fútbol, y se presentó el pasado mes de octubre en Madrid. Los siguientes pasos son la promoción de ese deporte, la elaboración del Reglamento que lo regule, y la formación de equipos para iniciar las competiciones. El sueño es convertir el A-Ball en deporte paralímpico. Si el baloncesto en silla de ruedas lo es, ¿Por qué no el fútbol?