Está usted en: Noticias -> Actualidad

Polar Seal, la camiseta térmica inteligente

El invento definitivo para no pasar frío

Los amantes del esquí, del snow y de las actividades al aire libre, están de enhorabuena. La compañía francesa Fillony ha desarrollado Polar Seal, la primera camiseta térmica que permite aumentar y controlar la temperatura corporal con sólo presionar un botón.

La temporada de nieve está a la vuelta de la esquina y, para ayudar a que la afrontemos con confort, emprendedores como Sébastien Vandenheste, director de tecnología (CTO) del proyecto Polar Seal, buscan (y encuentran) soluciones para que el frío deje de ser un problema en aquellas rutinas expuestas a las bajas temperaturas. Cuando estudiaba en Saint Andrews (Escocia), este joven sufrió de primera mano el frío que se siente en invierno en el norte de Europa.

"Durante un viaje de negocios al sur de China, conocí una fábrica que producía elementos calefactores ultrafinos y flexibles, y decidí integrarlos en una de mis sudaderas", cuenta el CTO de Polar Seal a Fuera de Serie. Vandenheste descubrió el remedio más práctico para combatir las bajas temperaturas, informa "Expansión".

"En colaboración con el equipo de Fillony Ltd, una compañía establecida en Hong Kong desde 1989 y especializada en productos electrónicos y electrodomésticos, lanzamos una campaña de crowdfunding en Kickstarter para probar el concepto, recoger los comentarios de los consumidores y llegar a los minoristas potenciales en todo el mundo".

A través de esa campaña, descubrieron que su producto podía interesar a mucha gente: "Si bien estaba diseñado originalmente para los deportes extremos y al aire libre como el esquí, el senderismo, el alpinismo, el ciclismo o el jogging, nos dimos cuenta de que muchas más personas sienten frío y necesitan de esa fuente de calor. Hablo de personas que viven en el extremo norte (Canadá, norte de Estados Unidos, Escandinavia), pero también de personas cuya ocupación les expone al frío, como el personal médico, militar o policial; las personas que trabajan para empresas de servicios públicos; o personas con alta sensibilidad al frío", cuenta Vandenheste.

Las térmicas Polar Seal llegarán a manos de los patrocinadores de esa campaña de recolección de fondos a finales de diciembre. Pero ya es posible encargar el segundo lote de producción, que será enviado a principios de enero de 2018, a través de su web por unos 150 euros.

50°C en menos de 10 segundos

Polar Seal emplea una tecnología similar a la de las chaquetas de los pilotos de combate. Estas térmicas están diseñadas para mantener el calor corporal a una temperatura óptima para realizar cualquier actividad en las condiciones más extremas, o someterse a intensas jornadas de alta exposición al frío.

Tiene dos zonas de calentamiento (partes baja y superior de la espalda, calentables de forma independiente o simultánea) y tres niveles de potencia (bajo -40°C-, medio -45°C- y alto -50°C-, el máximo permitido por la CE para este tipo de dispositivos) que se activan y regulan presionando los botones de control ubicados en la muñeca izquierda de la camiseta. Dicho panel se ilumina con luces LED resistentes a los golpes y al agua, que, gracias a su sensibilidad, se puede activar incluso con guantes.

La prenda se calienta en menos de 10 segundos y tiene una autonomía de hasta ocho horas. La batería se carga mediante conexión USB (5Ah y 10Ah) y, gracias a un práctico bolsillo es posible disponer en todo momento de una batería portátil para recargarla en cualquier circunstancia. Para su director de tecnología, su facilidad de uso es la mayor ventaja de Polar Seal frente al resto de sus competidores del mercado. "Todo lo que requiere esta camiseta térmica es disponer de un banco de energía portátil, de esos que normalmente utilizamos para cargar nuestro móvil", explica.

Las placas de calor que integra la camiseta son hiperdelgadas y flexibles. Se trata de una prenda ultraligera, transpirable, de gran durabilidad, y, además, lavable (a mano, entre 40 y 60°C). Cuenta con una media cremallera y hay dos modelos con corte diferente para hombre y mujer, ajustándose a la silueta a modo de 'segunda piel' para garantizar una transmisión de calor perfecta. Está disponible en diferentes tallas y colores (negro azabache, azul celeste, gris jaspeado y rosa fucsia) y cuenta con un agujero opcional en la manga para el pulgar, que evita la entrada de frío a través de las manos.