Está usted en: Noticias -> Actualidad

En Vigo

Afrontan cárcel por colocar la trampa que dejó parapléjico a un ciclista

La sección quinta de la Audiencia de Pontevedra, con sede en Vigo, acogerá la próxima semana el juicio contra un directivo de la comunidad de montes de Valladares y tres trabajadores de mantenimiento acusados de provocar el accidente de un ciclista que quedó parapléjico. El fiscal pide para cada uno de los acusados una pena de dos años y medio de cárcel por un delito de lesiones por imprudencia grave y fija en 832.428,44 euros la indemnización para el ciclista, que deberán hacer frente aquellos conjunta y solidariamente y, subsidiariamente, la comunidad de montes de Valladares.

Según se recoge en el escrito de acusación, algunos comuneros "no veían con buenos ojos" la afluencia de ciclistas y de practicantes de motocross a los caminos del monte conocidos como Freixo y Cubiles. Uno de esos comuneros es J.C.A., que era el responsable de los trabajos de mantenimiento y conservación del monte y desempeñaba el cargo de vicepresidente de la citada comunidad de montes.

El fiscal le atribuye, con el propósito de impedir o cuando menos dificultar la práctica de las citadas actividades deportivas, la orden a una cuadrilla encargada de los trabajos en el monte de que podara árboles y colocara obstáculos, en concreto piedras de grandes dimensiones, en las zonas citadas.

Los otros tres procesados, A.V., R.P. y M.G.V., todos ellos condenados en varias ocasiones, dejaron a medio talar y doblados sobre el camino varios árboles y colocaron varias grandes piedras que tuvieron que mover de su emplazamiento originario.

Ese mismo día, el 4 de septiembre de 2014, D.G.V. sufrió un accidente cuando practicaba ciclismo por la zona, al caer sobre una de las citadas piedras, lo que le provocó varias y graves lesiones. En total estuvo ingresado en un centro hospitalario 191 días y como secuelas le han quedado, entre otras, una paraplejia completa y dolor neuropático dorsal que requiere control y tratamiento por una unidad del dolor. El Instituto Nacional de la Seguridad Social le reconoció en febrero de 2015 la incapacidad permanente en grado absoluto.