Está usted en: Noticias -> Actualidad

Desde que comenzó el verano cinco personas han ingresado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo

Aumentan los ingresados con lesión medular por una mala zambullida en el agua

Desde que comenzó el verano cinco personas han ingresado en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo con una lesión medular provocada por una mala zambullida en espacios acuáticos, lo que supone un aumento significativo con respecto al año 2016, cuando únicamente se registró un ingreso por esta causa.

Así lo ha indicado a Efe la médica rehabilitadora en la Unidad Infanto-Juvenil del Hospital de Parapléjicos, Silvia Ceruelo, quien ha recordado la importancia de conocer bien el espacio acuático donde se va a saltar y la técnica empleada a la hora de zambullirse.

En concreto, desde junio cinco personas han sido ingresadas en Parapléjicos con lesiones cervicales que provocan tetraplejia, cuatro varones de 19, 22, 32 y 39 años, y una mujer de 23 años. Los ingresados proceden de Valencia, Extremadura, Castilla-La Mancha y Marruecos.

Estos datos suponen un aumento de las personas ingresadas por malas zambullidas en 2016, por lo que «tenemos que intentar sensibilizar aun más a la gente», ha indicado la doctora. Se trata de unas cifras «terribles» que vuelven casi a situarse en los datos de 2014 y 2015, cuando hubo siete y nueve ingresos, respectivamente.

Según ha señalado Ceruelo, el cien por cien de las lesiones que se provocan en una mala zambullida son cervicales, que son «las más graves que podemos tener en lesión medular» dado que afectan a las cuatro extremidades. Además, ha remarcado que no solo se ven afectados las extremidades sino también órganos como el corazón, el intestino, los pulmones o la vejiga.

Desde 2007 el Hospital de Parapléjicos intenta concienciar a la población sobre las consecuencias de una mala caída en el agua a través de una campaña informativa que lleva a cabo cada verano. 'Salta seguro' es el lema de este verano, que se está llevando a cabo a través de las redes sociales y carteles informativos destinados a diferentes espacios acuáticos.

El Hospital de Parapléjicos recuerda que, en caso de presenciar una mala zambullida con lesión, lo primero es sacar del agua a la persona afectada y mantener la cabeza y el cuello en una buena posición, sobre algo rígido, hasta que lleguen los servicios sanitarios.

«Nunca intentar llevarlo en vehículos propios, por muy grave que nos parezca la situación. Lo más prudente y lo que menos daño va a provocar al paciente es esperar a que vengan los profesionales», ha apuntado Silvia Ceruelo.