Está usted en: Noticias -> Actualidad

Primeras denuncias por aparcar en plazas para personas con movilidad reducida en la Ciudad de la Justicia

Las primeras denuncias ya están sobre la mesa de la Gerencia de la Ciudad de la Justicia, después de que ayer mismo entrase en funcionamiento el protocolo que se ha establecido para regular la utilización del aparcamiento en superficie para uso exclusivo de fiscales, magistrados, funcionarios, letrados de la Administración y otros empleados que prestan sus servicios en las citadas dependencias judiciales. En concreto, esta medida se tomó después de las reiteradas quejas que se emitieron porque, entre otros aspectos, se ocupan sitios reservados para personas con movilidad reducida. Las denuncias que se han presentado son por este motivo.

El protocolo

Movilidad reducida. Las plazas reservadas para estas personas solo podrán ser usadas por ellas y por otros usuarios que aporten certificado médico de alguna afección puntual.
Espacios. Las calles y zonas de peatones no pueden ser ocupadas por los vehículos, que tampoco pueden salirse de las marcas con las que se delimitan las plazas de aparcamiento.

Sanción. Será de pérdida temporal del uso de este parking, pero antes tendrá que llegar una queja por escrito acompañada, si es posible, de alguna imagen.

Tal y como adelantó este periódico, la gerencia de las instalaciones venía recibiendo reiteradas protestas de usuarios tanto porque se ocupaban plazas reservadas para personas con movilidad reducida como porque hay personas que aparcaban sus vehículos de tal forma que éstos estaban fuera de las demarcaciones del sitio. Asimismo, las quejas se elevaron desde los sindicatos, como el de Funcionarios Independientes de Justicia Unidos (FIJU), por lo que se decidió establecer el citado protocolo con la intención de regular el uso de este espacio y sancionar a los infractores, ya que al tratarse de una zona de uso privado con un número determinado de usuarios la Policía Local no podía actuar en su interior.

Precisamente ha sido la organización sindical FIJU la que presentó ayer la denuncia ante la gerencia de la Ciudad de la Justicia. Y lo hizo por dos vehículos que se encontraban estacionados en aparcamientos reservados para personas con movilidad reducida, sin que en los coches pudiese verse la tarjeta acreditativa que permite ocupar estos espacios.

En el protocolo, al que ha tenido acceso este periódico, se insiste en uno de los puntos en que las plazas para personas con movilidad reducida sólo podrán ser ocupadas por este tipo de usuarios, aunque se establece una excepción. Es para aquellos que hayan sufrido alguna afección de salud puntual y, tras aportar un certificado médico en el que se justifique la falta de movilidad así como, en consecuencia, la recomendación del uso de una de estas plazas, se le concederá una autorización especial.

Las quejas de los usuarios también se repetían por turismos que ocupaban partes de calles, por lo que en el protocolo se expone que las zonas de circulación y las de peatones son de uso común y no pueden ser invadidas por vehículos o partes de estos, ni siquiera de forma provisional. En el documento se insiste también en que los usuarios no pueden salirse de las marcas que determinan los sitios.

El capítulo al que ahora hacen referencia desde el sindicato es el que recoge las sanciones para aquellos que no cumplen las normas. En este sentido, en el documento se establece que los comportamientos objeto de sanción serán comunicados por los vigilantes o por los usuarios a la gerencia por escrito y, si es posible, acompañado por una fotografía o grabación. «Previa audiencia a la persona interesada, le comunicará la correspondiente pérdida temporal del derecho al uso del aparcamiento», se recoge.

Se trata solo del primer día de la puesta en marcha del protocolo. Sin embargo, sí hay que reconocer que la gran mayoría de los aparcamientos reservados para personas con movilidad reducida ayer estaban libros o bien ocupados.

Fuente:diariosur.es