Está usted en: Noticias -> Actualidad

Aficionados de tiro paralímpico se quejan de las barreras de Cernadiñas Novas (Pontevedra)

Un campo de tiro muy poco accesible

Jorge Esperón es un vecino de Poio con una lesión medular (tetraplejia) que desde hace algo más de un año viene practicando la disciplina deportiva de tiro Olímpico. Se trata de un deporte muy adecuado para las personas con discapacidad, ya que puede ser practicado por gente con diferentes grados de afectación y fomenta la autoestima y el afán de superación.

Este poiense quiso pública ayer su queja, y la de otras tres personas discapacitadas aficionadas a este mismo deporte, sobre el estado en el que se encuentra el campo de tiro de Cernadiñas Novas, el único en toda la provincia de Pontevedra. Una situación que dificulta enormemente el poder practicar este deporte a las personas con movilidad reducida.

"Las zonas de estacionamiento están sin asfaltar, no hay acceso adaptado a las oficinas ni a la cafetería, a la galería de tiro de 50 metros se accede únicamente por escaleras, no hay aseos adaptados y la galería de tiro de 10 metros está al aire libre y alcanza temperaturas extremas en verano y en invierno", cita como algunos de los inconvenientes.

Pese a que algunos de los miembros de este grupo intentan competir al más alto nivel, llegando incluso a participar en Campeonatos de España, les resulta complicado entrenar en estas condiciones o, simplemente, practicar un deporte al que son grandes aficionados. Por eso instan a la Xunta a que resuelva todas estas deficiencias, según informa "EL Faro de Vigo".