Está usted en: Noticias -> Actualidad

Sufre graves lesiones neurológicas y quedó parapléjcio

El "rey Gaspar" pide una indemnización tras caerse en una cabalgata

Un hombre que encarnaba al rey Gaspar en una cabalgata de Reyes Magos de San Juan de Aznalfarache (Sevilla) ha reclamado 1.124.000 euros de indemnización al Ayuntamiento por las graves lesiones neurológicas que sufrió al volcar su trono tras engancharse con un cable.

El afectado necesita una silla de ruedas, un coche y una viviendas adaptadas, además de la ayuda permanente de una persona Fuentes del caso han informado que Manuel F.R. sufrió un traumatismo craneoencefálico que le ha dejado parapléjico, por lo que debe utilizar una silla de ruedas, necesita un coche y vivienda adaptados y debe contar con ayuda permanente de una persona para todas las funciones de la vida ordinaria.

El accidente se produjo a las 12:00 horas del sábado 6 de enero de 2006, cuando la carroza del rey Gaspar tropezó en una calle con un cable destensado y combado de la Televisión Local, propiedad del Ayuntamiento, lo que provocó que el trono se arrancase y cayese hacia atrás a modo de bisagra.

Aunque la cabalgata estaba organizada por una asociación cultural, la demanda se dirige contra el Ayuntamiento de San Juan y su compañía aseguradora, porque el Consistorio, como todos los años, había cedido las carrozas utilizadas en su propia cabalgata la noche anterior, la Policía Local acompañaba al cortejo y realizaba "cuantas actuaciones eran necesarias para que todo transcurriera con normalidad".

Los demandantes aseguran que las carrozas, cedidas por el ayuntamiento, se encontraban en mal estado, lo que propició el sucesoLa demanda explica que las carrozas "se encontraban en mal estado de conservación" y ello contribuyó a la ruptura del trono, lo que la letrada demandante, Encarnación Vázquez, considera otra prueba más de la "indiscutible" responsabilidad municipal.

El accidentado sufrió "gravísimas lesiones" por las que estuvo 351 días hospitalizado, tardó en curar 540 días y quedó con una paraplejia y un estado de "gran invalidez" por los que reclama un millón de euros para sí mismo y otros 124.000 euros para su esposa Ana R.M. como cuidadora.

Encarnación Vázquez basa su demanda en un auto de la Audiencia de Sevilla que archivó una denuncia penal, pero consideró que existía una clara responsabilidad civil del Ayuntamiento en una triple vertiente: como titular de la Televisión Local, como autorizador de la cabalgata y por su deber de cuidar las carrozas que había aportado.

El juicio por estos hechos comenzó en un juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Sevilla pero se aplazó, sin fecha, para citar de nuevo a tres testigos que no acudieron a la primera convocatoria.